| 5/23/2008 12:00:00 AM

No reacciona ventas inmobiliarias en EU

Bajaron ventas de viviendas usadas en abril en Estados Unidos por octava vez en los últimos nueve meses.

 

Washington. La venta de viviendas usadas bajó en abril en Estados Unidos por octava vez en los últimos nueve meses, en tanto la acumulación de viviendas unifamiliares sin vender saltó a su mayor número en más de dos décadas.

La Asociación Nacional de Corredores de Bienes Raíces dijo que el volumen de casas usadas sin vender bajó en un 1% a 4,89 millones de unidades, igualando la cifra de enero.

Las estadísticas empezaron a ser recopiladas en 1999.

El precio medio de una vivienda usada bajó un 8%, frente a los precios de hace un año, a 202.300 dólares. Los analistas pronosticaron nuevas bajas de precios debido al enorme inventario, que en abril llegó a 10,7 meses de existencias al ritmo de ventas presente, el mayor nivel desde junio de 1985.

Las baja de ventas en abril fue levemente inferior que la anticipada. La industria de la vivienda sufre una prolongada contracción, con el consiguiente retroceso de ventas y precios y el aumento de los embargos hipotecarios por impago, tras cinco años de ininterrumpida expansión en el sector.

Las ventas bajaron especialmente en la parte central del país, un 6%, seguidas por un 4,4% en el noreste de Estados Unidos y un 6,4% en la costa occidental, mientras que el sur apenas experimentó cambios.

Incluso con los pobres resultados de abril, el economista jefe de la Asociación, Lawrence Yun, vio motivos de optimismo en el segundo semestre del año, al salir al mercado más tipos de hipotecas debido a las respuestas articuladas por la industria y el gobierno a la severa contracción del crédito que comenzó en agosto del 2007.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?