| 8/9/2007 12:00:00 AM

No se construirá una 2da refinería en Uruguay

El acuerdo ya vigente de otras visitas de Chávez contempla el pago al contado del 75% del crudo y el 25% restante a 15 años de plazo con interés anual del 2%.

Montevideo_ El vicepresidente de la refinería estatal, Raúl Sendic, negó el jueves que el gobierno maneje como hipótesis construir una segunda planta de petróleo, como dejó entrever el presidente venezolano Hugo Chávez en la víspera.

Uruguay tiene el monopolio de la refinación del crudo a través de la Administración Nacional de Combustibles, Alcohol y Portland (Ancap) y no tiene petróleo, que debe importar en su totalidad, unos 15 millones de barriles anualmente, con una factura que oscila entre los 800 y 900 millones de dólares.

Sendic, en declaraciones a la prensa un día después de la partida de Chávez, rechazó que el gobierno se haya planteado "construir una segunda refinería, como se dijo en el discurso", aludiendo al extenso mensaje de 95 minutos del presidente venezolano.

Chávez dijo que era de poco aporte la ampliación que se hará de la refinería de Ancap para refinar 60.000 barriles de crudo, 10.000 barriles más que en la actualidad.

Los dos gobiernos suscribieron un acuerdo de seguridad energética por la cual Venezuela suministrará el petróleo necesario y PDVSA y Ancap tienen acordado la explotación conjunta, además de Enarsa de Argentina, de una franja petrolífera en zonas del Orinoco.

El acuerdo ya vigente de otras visitas de Chávez contempla el pago al contado del 75% del crudo y el 25% restante a 15 años de plazo con interés anual del 2%.

Sendic informó que "se procurará acordar con Venezuela que Uruguay le pague la totalidad del petróleo que le compra, pero a un precio más barato", con lo que eliminaría ese adicional del 2% y podría reducir la cuenta petrolera de este país.

 

 

AP

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?