| 10/18/2006 12:00:00 AM

Navieras: expansión del canal puede bajar costos

Los usuarios del canal, incluyendo las grandes navieras como Maersk y Cosco, saben muy bien que con la expansión tendrán que enfrentar un largo periodo de incrementos en los peajes, con los cuales Panamá espera financiar una obra estimada en 5.250 millones de dólares.

Panamá.- Repleto de contenedores, el buque Dirch de la Maersk de bandera danesa cruzó ajustadamente el Canal de Panamá y pagó cerca de un cuarto de millón de dólares en peajes, una cifra que se elevará de expandirse la vía.

Los panameños deberán decir el domingo en un referendo si aprueba o rechaza una propuesta para construir un nuevo complejo de esclusas que permitan el paso de naves tipo pospanamax, mucho más grandes que el Dirch. Más que desanimarse, los clientes se muestran alentados ante la perspectiva de que un canal más ancho y ágil beneficie su negocio. Y es que el comercio marítimo camina hacia los cargueros gigantescos, aseguran los expertos.

"Un canal congestionado va a costar mucho más a las navieras que ese aumento de los peajes", dijo a la AP Marvin Castillo, director de la Cámara Marítima de Panamá, que aglutina a empresas navieras locales e internacionales. El puertorriqueño Fernando Rivera, vicepresidente de Harbor Bunkering Corporation y presidente electo de la Asociación Caribeña de Barcos, señaló que el canal de 92 años debe ajustarse a los cambios del comercio marítimo.

"Tenemos que reconocer que todo tiene que cambiar. Los barcos son más grandes y el negocio necesita de esa ampliación", planteó Rivera, cuya empresa con sede en San Juan vende combustibles a usuarios del canal como a Maersk.

Las autoridades panameñas, que tomaron el control pleno de la vía tras la partida de Estados Unidos a fines de 1999, proponen la construcción de dos nuevas esclusas más grandes, una en el Atlántico y otra en el Pacífico, a fin de permitir el paso de buques más grandes y un mayor volumen de carga. Argumentan que la vía se saturará entre 2009-2012, lo que amenazaría con restarle competitividad.

Afirman que actualmente hay operando unos 405 pospanamax y que para el 2011 estarán en los océanos 667.

Panamá le apuesta a la carga en contenedores, que es actualmente la que mayores ingresos produce a la vía. Las navieras, por su lado, bajarían sus costos operativos utilizando los pospanamax, que pueden llevar 12.000 contenedores. El Dirch, tipo panamax, transportaba algo más de un tercio de esa carga.

Los puertos en la costa este de Estados Unidos, punto de entrada de muchos de los buques que pasan por el canal desde Asia, se están ampliando para manejar barcos más grandes que los panamax, advirtieron las autoridades. Aurelio Fernández-Concheso, quien maneja para Latinoamérica la firma inglesa de abogados marítimos Clyde & Co desde Caracas, dijo que para los armadores y las grandes líneas navieras "tener una esclusa más y poder pasar barcos más grandes implica eventualmente un ahorro de costos... contribuye a la economía de escala".

Panamá considera que un canal ampliado abre la posibilidad de nuevas rutas en que se verían beneficiados países latinoamericanos: se podría transportar en pospanamax carbón de Estados Unidos y Colombia a Asia; petróleo de Venezuela a ese continente y gas natural de Perú a Estados Unidos, señalan.

Panamá espera financiar la expansión con un incremento de peajes de 3,5% en promedio anual por 20 años. Los peajes produjeron 848 millones de dólares en el 2005.  Castillo dijo que en los siete años que van de administración panameña, las alzas en los peajes a los portacontenedores, como el Dirch, han sido del 64,6%, y consideró que las navieras no tendrían oposición en asumir nuevas alzas en forma gradual.

El profesor de Economía de la Universidad de Panamá, Rolando Gordón, dijo empero que los países usuarios del canal, particularmente los latinoamericanos, podrían desalentarse con nuevas alzas. "Ecuador, que pasa sus exportaciones de banano por el canal, ya se ha mostrado en contra de esa política", refirió Gordón, opuesto de momento a la expansión.

El ex administrador del canal Fernando Manfredo tampoco está convencido y propuso la construcción de un megapuerto en el Pacífico para el transbordo de carga por un costo de 600 millones de dólares. "La expansión es riesgosa y nos puede llevar a un endeudamiento innecesario", advirtió.

Para Panamá, el canal es el eje de su economía de servicios.


AP
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?