| 5/11/2007 12:00:00 AM

Morales anuncia retorno de dos refinerías de Petrobras al estado boliviano

El mandatario agradeció las gestiones del presidente brasileño, Luiz Inacio Lula da Silva y acusó a la prensa de provocar tensiones entre los dos gobiernos.

LA PAZ _ Bolivia cerró un acuerdo con Petrobras para la recompra por 112 millones de dólares de dos refinerías de propiedad de la empresa brasileña tras "largas negociaciones" que han provocado tensiones con Brasil.

"Tras largas negociaciones las refinerías vuelven al estado boliviano", dijo el presidente Evo Morales al dar el anuncio el jueves por la noche en una ceremonia en el Palacio de Gobierno transmitida por los canales de televisión minutos después de que el ministro de Minas y Energía de Brasil, Silas Rondeau, anunciara el acuerdo final en Río de Janeiro.

El mandatario agradeció las gestiones del presidente brasileño, Luiz Inacio Lula da Silva y acusó a la prensa de provocar tensiones entre los dos gobiernos.

"El compañero Lula sigue siendo para mí un hermano mayor. Necesitamos de Brasil para que Bolivia se levante", dijo y aseguró que tiene "buena relación" con su colega brasileño. "Jamás nos van a enfrentar", acotó.

Una comisión del gobierno y Petrobras comenzarán a redactar el contrato de transferencia a partir del viernes.

Morales no señaló las formas de pago por las dos plantas, pero Rondeau dijo que una parte será en efectivo y otra en gas natural. Ese país es el principal mercado del gas natural boliviano.

Con la "recuperación" de las dos refinerías, Morales anunció el inicio de la tercera etapa de la nacionalización de los hidrocarburos que decretó su gobierno en mayo de 2006. La industrialización del gas todavía no arrancó.

"Queremos decirles a las empresas que seguiremos apostando por el diálogo y las negociaciones", dijo. Reveló que Petrobras puso un precio inicial de 200 millones de dólares, pero su gobierno había ofertado 60 millones.

Las gestiones para la recompra de los dos refinerías que hasta 1999 pertenecieron al estado habían tensado las relaciones con Brasilia después de que Morales marginara por decreto a la brasileña de la exportación de petróleo reconstituido y gasolinas blancas, medida fue entendida en Brasil como un intento de forzar la venta de las plantas en los términos del gobierno de Morales.

El mandatario brasileño criticó "la radicalidad oral" de Morales según despachos de la prensa brasileña recogidos por medios locales.

Petrobras pago 104 millones de dólares por las dos refinerías que procesan 40.000 barriles diarios destinados al mercado interno y había invertido otros 19 millones en mejoras, según la empresa.

El mandatario cerró su discurso entonando el himno nacional junto con ministros, embajadores, legisladores y otros invitados y estrechó la mano del embajador brasileño en Bolivia Federico César Araujo para quien pidió un aplauso.

La recuperación de los plantas es el capítulo más reciente de la nacionalización de los hidrocarburos. Queda pendiente la recompra de otras empresas nacionalizadas como Andina del grupo hispano-argentino Repsol, Transredes de la anglo-holandesa Shell y la británica Ashmore y de la Compañía Logística de Hidrocarburos (CLHB) de capitales alemanes y peruanos.

Tras la ceremonia, el gobierno declaró "Dia de regocijo" el 12 de mayo cuando Morales tomará el control de las dos plantas, una en Cochabamba en el centro y otra en Santa Cruz en el oriente.

AP
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?