| 5/13/2010 2:20:00 PM

Ministro de Defensa niega que exista baja moral entre militares

El ministro de Defensa, Gabriel Silva, descartó el jueves que exista una "desmotivación" y "baja moral" en las tropas colombianas, como dejó entrever una decena de ex comandantes del ejército.

Bogotá — "Si vemos los resultados recientes, no hay ninguna desmotivación ni baja moral", dijo Silva a la radio Caracol.

"Yo veo una fuerza motivada, entregada, trabajando, combatiendo todos los días. No veo esa baja moral", agregó Silva consultado por la emisora sobre un pronunciamiento hecho por una decena de ex comandantes del ejército en una carta abierta a la opinión pública y a los candidatos a la presidencia en los comicios del 30 de mayo.

Los ex comandantes del ejército suscribieron una misiva que fue divulgada en la víspera por la Asociación Colombiana de Oficiales en Retiro de las Fuerzas Militares (Acore).

Los ex jefes del ejército pidieron a los aspirantes presidenciales decir si continuarán o no con la política de combate a grupos ilegales armados --implantada por el gobernante Alvaro Uribe, cuyo mandato culmina el 7 de agosto próximo-- y expresaron su preocupación sobre eventuales diálogos de paz con las guerrillas.

Los ex comandantes ratificaron su postura en torno a que a la par del conflicto interno, existe una supuesta "guerra jurídica" contra el ejército porque "cualquier error, real o imaginario" en las filas, "se magnifica".

Dijeron que por "el delito de una minoría exigua dentro de una fuerza de 250.000 hombres" se busca "sembrar y arraigar en jueces y funcionarios de la justicia ordinaria una animadversión creciente hasta dejar flotando en la opinión pública la duda de si los éxitos operacionales en la lucha antisubversiva no han sido tales, sino patrañas".

Tal ambiente, dijeron los ex comandantes, causa "traumatismo y efectos desmoralizantes" en las filas, lo cual fue negado por Silva.

La Fiscalía General y tribunales civiles llevan, y no juzgados castrenses, las investigaciones y juicios a oficiales y suboficiales señalados de casos como desapariciones forzadas y ejecuciones extrajudiciales, éstas últimas origen, a fines del 2008, de uno de los mayores escándalos en el seno de las fuerzas militares.

Uribe destituyó en aquel año a 27 militares, entre ellos tres generales del ejército, por acción u omisión en la desaparición y muerte en 2008 de 11 hombres de una barriada de Bogotá y cuyos cadáveres aparecieron más tarde en una zona del noreste colombiano identificados como guerrilleros, criminales y narcos abatidos en combates con unidades castrenses.

La Fiscalía tiene al menos 1.200 procesos abiertos por denuncias de ejecuciones extrajudiciales con al menos 2.318 eventuales víctimas.

El ministro dijo que desde el escándalo del 2008 los propios mandos castrenses han logrado "desarraigar una serie de prácticas individuales de gente que estaba comprometida con violaciones a los derechos humanos".

"La mejor forma de defender al ejército, defender el fuero...es siendo totalmente claros y contundentes en que aquí no hay espacio para las violaciones a los derechos humanos", indicó.

(AP)

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?