| 3/22/2011 1:20:00 PM

Mi Llave, inclusión social a través de la inclusión digital

El Programa Mi Llave emprende nuevas iniciativas para potencializar la generación de oportunidades en el territorio Colombiano

Bogotá - Trust for the Americas, entidad cooperante de la Organización de los Estados Americanos (OEA), en su misión de apoyar a las comunidades vulnerables que viven en contextos de violencia, creó un espacio de diálogo y análisis entre empresarios y organismos estatales que trabajan en programas de inclusión, para compartir experiencias que permitan determinar nuevas estrategias comunes a partir de sus objetivos misionales.

El evento se llevó a cabo el martes 22 de marzo en las instalaciones del Hotel Bogotá Regency ubicado en la Cra. 7 No. 127 – 21, donde hizo presencia el canta autor colombiano Fonseca, quien habló de su trabajo con la población desmovilizada y las comunidades receptoras en el proyecto Canta Conmigo por la Reintegración.

También se analizaron proyectos de inclusión social como el programa “Mi Llave”, una iniciativa de Trust for the Americas, de la (OEA), Microsoft, la Alta Consejería Presidencial para la Reintegración (ACR), e instituciones locales que han logrado generar oportunidades productivas para personas en proceso de reintegración, en situación de desplazamiento, y comunidad afectada por la violencia en Colombia, mediante los Centros Mi Llave (salas de computo).

Para Darío Soto, Director Adjunto del Trust, esta iniciativa representa el compromiso de Trust for the Americas de la OEA en apoyar las comunidades afectadas por la violencia; “Estamos orgullosos del trabajo en conjunto que llevamos a cabo con Microsoft, la ACR y las organizaciones aliadas, a través de la cual unen su voluntad y compromiso de Responsabilidad Social a los deseos de trabajar para el beneficio de las comunidades que más lo necesitan”.

‘Mi Llave’ es un proyecto que nació en el 2007; hoy ya cuenta con 11 centros en todo el país y ha beneficiado alrededor de 32 mil colombianos, gracias al aporte de Microsoft que ha invertido más de US$440.000 en efectivo y más de US$600,000 en software.

“Con Mi Llave reafirmamos el compromiso que tenemos con el desarrollo social y económico del país, porque el objetivo es darle a la gente la oportunidad para que alcance su máximo potencial y se logre la inclusión social a través de la inclusión digital. Queremos que más personas tengan la experiencia de la tecnología para que gocen de las oportunidades del mundo laboral, educativo y económico", expresó Jorge Silva, Gerente de Microsoft Colombia.

Actualmente, miles de personas dan su testimonio sobre los beneficios que han encontrado en el programa Mi Llave: “Estoy muy entusiasmada con el programa por brindarnos esta riqueza de aprender tantas cosas que ignoraba antes de entrar aquí, me siento plenamente realizada, he sabido aprovechar en serio tanto el conocimiento tecnológico, como el social porque le he dado amor”, explica Lucelly Ramírez, víctima de la violencia en la comunidad del Carmen de Arenares, jurisdicción de Río Sucio (Chocó).

Es así como la gestión del programa ‘Mi Llave’ se apoya en los procesos tecnológicos que permiten a la población afectada por la violencia, tener un espacio de capacitación técnica, de formación y aprendizaje para que desarrollen todo su potencial y en el futuro puedan ingresar al mundo laboral.

“El programa Mi Llave también está aportando a la paz del país, sabemos desde la Alta Consejería para la Reintegración ACR que la paz significa posibilidades para todos, no solo para los colombianos que dejaron las armas, que nos permite evitar que se recicle la violencia, sino para todas las comunidades que de una u otra manera apoyan a la reintegración”, explicó el Alto Consejero Alejandro Eder.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?