| 6/10/2008 12:00:00 AM

Máquinas tragamonedas salen de las tiendas de barrio

Bogotá.-  El proyecto de profesionalización del juego, presentado al Gobierno por la presidenta de ETESA, Mery Luz Londoño García, contempla que los juegos localizados sólo podrán operarse en establecimientos comerciales dedicados a actividades de juegos y en el caso de máquinas tragamonedas, en establecimientos cuyo objeto sea la operación de este tipo de juegos o de manera compartida con otro tipo de juegos localizados.

Se establece un número mínimo de elementos de juego de conformidad con la siguiente tabla:

Item Número de habitantes por Municipio Elementos de Juego
1 De 500.001 en adelante 20
2 De 100.001 a 500.000 16
3 De 50.001 a 100.000 13
4 De 25.001 a 50.000 11
5 De 10.001 a 25.000 7
6 De menos de 10.000 3

"Mediante este decreto, se establece la certificación de los elementos de juegos electrónicos que operen en el país, para asegurar que poseen un alto grado de confiabilidad en su operación y que se ajustan a los estándares internacionales y a los requisitos establecidos por ETESA, quien a su vez avalará las empresas certificadas autorizadas para tal fin", comenta la presidenta de la entidad, la Doctora Mery Luz Londoño García.

Con el decreto se busca además garantizar al consumidor la confiabilidad de las maquinas, evitando que estas sean alteradas, a través de un mecanismo que será reglamentado por el Ministerio de Protección Social y ETESA.

Habrá conexión de los elementos del juego electrónico en línea y tiempo real, con el sistema de información de ETESA, a quien le corresponderá diseñar y adoptar el programa que permita la implementación de la conexión; igualmente señalara el tiempo máximo para ello.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?