| 3/12/2008 12:00:00 AM

Lula y Fernández acuerdan seguimiento permanente flujo energía

Brasilia.- Los presidentes de Brasil y Argentina acordaron un seguimiento permanente del flujo y el intercambio de recursos energéticos comprometidos en la región, buscando resolver eventuales dificultades en el abastecimiento, dijo el miércoles la presidencia brasileña.

Luiz Inácio Lula da Silva y Cristina Fernández de Kirchner dialogaron por teléfono esta semana "para analizar la situación energética en la región," informó en una nota el Palacio del Planalto, sede del Gobierno de Brasil.

"Con vistas a garantizar el desarrollo armónico de la región, ambos presidentes reafirmaron la decisión de profundizar el análisis y el acompañamiento semanal del flujo e intercambio de los recursos energéticos comprometidos en la región," dijo la nota divulgada como una declaración conjunta Brasil-Argentina.

La decisión busca "coordinar, planificar y programar los flujos de energía requerida a lo largo del presente año, buscando en especial soluciones a dificultades estacionales que puedan ocurrir," agregó.

La declaración llega semanas después de que Bolivia, el principal abastecedor de gas en la región, Brasil y Argentina, fracasaran en hallar una solución a la delicada situación energética que atraviesan y decidieran formar una comisión de trabajo para buscar entendimientos.

Bolivia es el mayor proveedor externo de gas de los mercados brasileño y argentino, pero su oferta disponible es insuficiente durante los máximos de demanda del combustible, que crece en el invierno austral.

Fernández, quien enfrenta una situación más acuciante, intentó sin éxito que Brasil desviara parte del gas que consume hacia Argentina. Autoridades brasileñas, en cambio, indicaron que exportarán a Argentina energía eléctrica durante el invierno, como lo vienen haciendo en los últimos años.

En la declaración, Lula y su colega argentina indicaron que "en nuestra condición de consumidores de gas, es recomendable establecer mecanismos de intercambio de energía respetando derechos y obligaciones contractuales."

Argentina tiene derecho por contrato a importar diariamente desde Bolivia 7,7 millones de metros cúbicos de gas y pretende cuadruplicar esa cifra a partir del 2010 para acompañar el crecimiento de su economía.

Brasil, en tanto, importa unos 30 millones de metros cúbicos diarios, esenciales para mantener el poderoso aparato industrial de Sao Paulo.

La declaración indicó que las "autoridades brasileñas y argentinas deberán trabajar para la disponibilidad de flujos energéticos que serían necesarios adicionalmente como consecuencia de condiciones climáticas adversas y/o de emergencias en nuestros respectivos países."

Desde el 2004 Argentina atraviesa serias restricciones por una creciente demanda de gas y electricidad que no fue acompañada por un aumento en la oferta por retraso en las inversiones. Las dificultades no han evitado sin embargo una fuerte expansión del Producto Interno Bruto desde el 2003.

 

Reuters

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?