| 5/16/2007 12:00:00 AM

Lula acordará en Paraguay producción de etanol

La visita de Lula servirá, además, para habilitar un seminario de expertos sobre los requisitos naturales y tecnológicos para la fabricación futura de biodiesel a partir del procesamiento de aceites vegetales.

Asunción.- Los presidentes de Paraguay y Brasil, Nicanor Duarte y Luiz Inácio Lula Da Silva, firmarán el lunes en esta capital una "alianza estratégica para la producción de biocombustibles, principalmente, etanol", según informó el miércoles el canciller Rubén Ramírez.

El etanol, que en el presente es producido por empresas privadas y una estatal, es mezclado sólo en un 2% con las naftas de menor octanaje como una medida económica impulsada por los gobiernos de los últimos veinte años para reducir el costo de venta al público de los combustibles derivados del petróleo.

Paraguay no posee yacimientos petrolíferos.

Ramírez agregó que el cierre de las actividades protocolares de Lula se producirá en el salón de reuniones de la usina hidroeléctrica Itaipú, en las cercanías de Ciudad del Este, a 320 kilómetros de Asunción, ocasión en que se analizará la posibilidad de incrementar los beneficios económicos para el Paraguay.

Antes, ambos jefes de Estado pondrán en funcionamiento las turbinas 19 y 20 de la usina construida sobre el río Paraná.

Gustavo Volpe, presidente de la Unión Industrial Paraguaya (UIP), informó que "venimos gestionando ante la cancillería un encuentro con Lula para comunicarle la preocupación por la vigencia de 22 obstáculos arancelarios en el territorio brasileño que impiden el paso fluido de nuestros productos de exportación hacia los puertos del Atlántico, rumbo a Estados Unidos y Europa".

"Esos aranceles no están autorizados por el Mercosur", acotó el empresario.

El canciller no informó si Volpe logrará reunirse con Lula.

 

 

AP

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?