| 9/5/2008 12:00:00 AM

Los exportadores colombianos superaron la revaluación, ahora enfrentan la baja en los precios de las materias primas.

BOGOTA - Justo en momentos en que los exportadores colombianos comenzaban a celebrar la reversión de la tendencia alcista del peso, que golpeó sus ingresos en los últimos años, comenzaron a enfrentar un nuevo problema: el deterioro en los precios de las materias primas.

El presidente de la Asociación Nacional de Comercio Exterior (Analdex), Javier Díaz, estimó el viernes que el valor de las ventas externas del país crecerá este año casi un 17 por ciento a un récord de 35.000 millones de dólares, pero dijo que el gremio está revaluando sus proyecciones para el próximo año.

"Hay que ver hasta dónde se van a mover esos precios, pero es indudable que una caída en el precio de los productos básicos va a tener un efecto sobre nuestra balanza," dijo Díaz a Reuters en una entrevista telefónica.

Los precios internacionales de las materias primas están sufriendo un deterioro debido a la reducción de la demanda, en medio de la desaceleración de la economía mundial.

Para Analdex, el 50 por ciento de las exportaciones colombianas corresponde a productos básicos, como el petróleo, el carbón y el ferroníquel.

Además, el riesgo es mayor, si se tiene en cuenta que mientras en el primer semestre el valor de las exportaciones creció un 42,4 por ciento, el volumen de estas lo hizo en apenas un 6,7 por ciento.

El buen comportamiento de los precios permitió que, entre enero y septiembre pasado, Colombia reportara un superávit comercial de 1.315 millones de dólares.

"Es indudable que en materia de volumen el crecimiento ha sido mucho menor, la dinámica ha estado muy asociada al tema del precio de los productos básicos," explicó Díaz, quien participa en el Congreso Nacional de Exportadores, en la ciudad de Cali.

PRODUCTIVIDAD Y DIVERSIFICACION

El directivo hizo un llamado a los exportadores para que realicen operaciones de cobertura en el mercado cambiario y así evitar riesgos por eventuales fluctuaciones del peso.

En el último mes, la moneda local borró la fuerte apreciación que la llevó en junio a máximos en los últimos 9 años, y al viernes acumulaba una depreciación del 0,24 por ciento en lo que va del 2008, después de medidas del Gobierno y del Banco Central, como el control al ingreso de capitales extranjeros y la elevación de encajes al sistema financiero.

"Lo que uno tiene que entender es que así como el dólar sube, también puede bajar, entonces lo que le decimos a los empresarios es que aprovechemos este mejor comportamiento de la tasa de cambio para hacer coberturas, para mirar cómo asegurar esa tasa de cambio," dijo Díaz.

Durante el congreso, los directivos gremiales resaltaron la necesidad de que los empresarios dejen de depender de la desvalorización del peso contra el dólar y, en cambio, eleven la productividad y competitividad.

Además, Díaz advirtió la necesidad de diversificar el destino de las exportaciones para que Colombia dependa menos de sus dos principales socios comerciales, Estados Unidos y Venezuela, que representan un poco más de la mitad del total de las ventas externas de este país andino.

"Colombia tiene una concentración muy fuerte de sus ventas en esos dos mercados y necesitamos ver cómo disminuimos esa dependencia de esos dos mercados," afirmó.

"No se trata de no venderle a Estados Unidos o a Venezuela, es ver cómo logramos diversificar esos mercados," concluyó el dirigente.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?