| 2/3/2011 10:15:00 AM

Los brasileños con diabetes o hipertensión recibirán medicamentos gratuitos

Los brasileños que sufren de hipertensión o diabetes podrán recibir desde el próximo mes en forma gratuita todos los remedios necesarios para tratar esas enfermedades, informó hoy el Ministerio de Salud.

Brasilia - El titular de ese despacho, Alexandre Padilha, hizo el anuncio en un acto celebrado en presencia de la presidenta Dilma Rousseff, quien en un breve pronunciamiento citó cifras oficiales según las cuales la hipertensión y la diabetes causaron el 34% de las muertes registradas en Brasil en 2009.

Rousseff enmarcó el anuncio hecho hoy en su decisión de "acabar con la pobreza extrema" en Brasil, donde dijo que se calcula que los sectores más pobres llegan a gastar hasta el 12% de sus ingresos en medicamentos.

Padilha indicó que el programa forma parte de un plan de atención a los sectores más pobres que existe desde hace cinco años e indicó que las medicinas serán distribuidas a través de una red de 15.000 "farmacias populares" que opera en todo el país, con la presentación de una receta médica como único requisito.

La distribución de remedios para diabéticos e hipertensos se sumará a la atención similar que ya reciben las personas que sufren asma, rinitis, osteoporosis, glaucomas o el mal de Parkinson, señaló Padilha, quien cifró la inversión anual del Gobierno en ese apartado en unos 500 millones de reales (unos 294 millones de dólares).

Según los cálculos del Ministerio de Salud, alrededor de 33 millones de brasileños sufren de hipertensión y otros 7,5 millones son diabéticos.

El plan anunciado hoy contempla a todo ese universo de pacientes, pero, según admiten las propias autoridades, sólo usan los mecanismos de distribución gratuita de medicamentos las personas de las clases más pobres, que se atienden en la red pública de salud.

 

(Efe)

 

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?