| 9/5/2012 6:00:00 PM

Lenovo anuncia compra del segundo fabricante brasileño de informática

La multinacional china Lenovo anunció la adquisición por 300 millones de reales (unos 150 millones de dólares) de la brasileña Digibras, propietaria de la marca CCE y segunda productora de computadores y productos de informática del país.

Sao Paulo. El anuncio fue hecho mediante un comunicado al mercado que precedió una rueda de prensa en Sao Paulo del presidente mundial de Lenovo, Yang Yanquing, para anunciar el plan de negocios de la compañía en Brasil.

La intención del gigante asiático, según han manifestado voceros de Lenovo en China, es convertirse en líder del sector de informática en Brasil, posición actualmente ejercida por el fabricante brasileño Positivo.

Las acciones de Positivo llegaron a apreciarse el martes un 13 por ciento ante los rumores de que sería adquirido por Lenovo, pero cayeron en ese mismo porcentaje este miércoles tras la aclaración de que el grupo chino había cerrado un acuerdo para quedarse con la empresa que fabrica los productos de informática de marca CCE.

El negocio prevé la transferencia del cien por ciento del capital social de las tres mayores empresas del grupo brasileño Digibras y convierte a Lenovo en el segundo fabricante de computadores de Brasil.

Las empresas adquiridas por el gigante chino son Digibras Industria do Brasil, que fabrica computadores de mesa, portátiles, celulares y televisores de las marcas CCE, CCE Info y CCE Mobi; la Digiboard Eletronica da Amazonía, que produce placas electrónicas y pantallas LED y LCD; y la Dual Mix Comercio de Electrónicos, que distribuye los productos del grupo.

Según el comunicado a sus accionistas divulgado por Lenovo, los 300 millones de reales acordados por el control de las tres empresas están sujetos a ajustes y el negocio depende de la autorización de los órganos reguladores brasileños.

De acuerdo con Lenovo, Digibras es uno de los mayores fabricantes de electrónicos de consumo en Brasil y tiene como principales actividades la fabricación, distribución, comercialización y venta de computadores personales y otros productos de informática.

El fabricante chino explicó a sus accionistas que "Brasil es uno de los mayores mercados de computadores personales en el mundo y que, estimulado por el rápido crecimiento de su economía y la inversión significativa del Gobierno, el sector debe seguir creciendo".

Agregó que la adquisición le dará a Lenovo el control total del grupo brasileño y la expectativa es que pueda dotar a la empresa de una posición más fuerte en el mercado mediante una oferta más diversificada de productos, una mayor escala de producción en Brasil y una apreciación de la marca.

Según Lenovo, una posición fuerte en Brasil es "fundamental para mejorar la posición del grupo y llegar a líder mundial en el sector de computadores personales".

Lenovo considera igualmente que la adquisición en Brasil le abrirá una gran oportunidad para aumentar su presencia en todo el mercado de América Latina.

El fabricante chino había admitido que su baja participación en el mercado brasileño se debía principalmente a los elevados aranceles sobre los productos de informática, lo que exigía que la empresa contara con una planta en el país para poder crecer.

El grupo Digibras, creado en 1964, tiene un complejo fabril en el polo industrial de la ciudad de Manaos, en donde se beneficia de los incentivos de esa zona franca, cuenta con cerca de 5.900 empleados y registró el año pasado ventas por cerca de 1.600 millones de reales (unos 800 millones de dólares).

Según su página en internet, el Grupo Digibras produjo en los últimos cinco años cerca de 2,3 millones de computadores y 7,4 millones de televisores. EFE 

                                                               

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?