| 1/11/2007 12:00:00 AM

Legisladores aprueban incremento del salario mínimo en EE.UU.

La decisión seguramente tendrá una gran repercusión entre los hispanos que ocupan los puestos de menor escala salarial en el país.

Washington.- Los demócratas que controlan la Cámara de Representantes aprobaron el miércoles un incremento del salario mínimo hasta los 7,25 dólares por hora, lo que permitirá que los trabajadores de menores ingresos reciban un aumento por primera vez en 10 años.

La medida fue apoyada por 315 votos en favor por 116 en contra, en una votación en la que más de 80 legisladores republicanos se unieron a los demócratas para lograr la aprobación.

"Uno no debe ser relegado a la pobreza si uno trabaja duro y juega obedeciendo las reglas", afirmó el líder de la mayoría demócrata en la Cámara de Representantes, Steny Hoyer.

Fue la segunda iniciativa de ley que los demócratas logran aprobar desde que asumieron el control de la Cámara de Representantes y después de poner fin a más de una década de control republicano. El proyecto, presentado por los demócratas, el segundo desde que tomaron el control del Congreso este año, incrementará el salario en tres etapas, desde su mínimo de los 5,15 dólares actuales por hora, a 7,25 dólares por hora en un período de 26 meses.

El senado deberá moverse rápidamente, quizás en las próxima semanas, en una iniciativa de le similar. Sin embargo, algunos grupos empresariales y legisladores republicanos aguardan la esperanza de poder añadirle al paquete de reformas algunas medidas que sean más favorables a las compañías.

El último incremento salarial fue en 1997, cuando el presidente Bill Clinton logró que el Congreso, de mayoría republicana, aprobara el incremento. Los republicanos se negaron a autorizar otro incremento salaria en los seis años que gozaron de mayorías en la Cámara de Representantes y en el Senado, y mientras el presidente George W. Bush ha estado en la Casa Blanca.

Los sindicados y otros sectores de trabajadores alentaron la iniciativa al considerar que ayuda a los empleados más pobres. Sin embargo, las empresas y otros opositores dijeron que provocará un incremento de los precios de los bienes y servicios, obligará a las pequeñas empresas a despedir a sus empleados o contratar a pocos trabajadores nuevos, y reducir sus ganancias.

De ser aprobado, el proyecto incrementará el salario mínimo en tres etapas. Primero, los 60 días posteriores a que sea convertido en ley por el presidente, aumentará la paga por hora a 5,85 dólares. Un año después, será de 6,55 dólares por hora, y un año y medio más tarde, de 7,25 dólares.

"Los trabajadores que perciben el salario mínimo necesitan con urgencia este aumento", consideró el representante demócrata George Miller, autor de la iniciativa.

"Si realmente valoramos el trabajo, entonces tenemos que garantizar que sea recompensado de una manera justa", sostuvo.

El presidente George W. Bush había manifestado en un principio que avala un aumento del salario que esté acompañado con determinados impuestos y un alivio de las regulaciones para ayudar a los empresarios a seguir siendo competitivos. La iniciativa no incluye ninguna de estas provisiones actualmente.

La Casa Blanca emitió un comunicado en el que señaló que se oponía a la ley porque "no ofrece ninguna ayuda a las empresas pequeñas".  Sin embargo, los dirigentes demócratas en el Senado habían señalado previamente que le darían a los republicanos la posibilidad de enmendar el proyecto para proteger a las empresas más pequeñas de las consecuencias adversas provocadas por costos laborales más altos.


 
AP

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?