| 11/30/2011 3:00:00 PM

Israel lanza el Sendero de los Evangelios para atraer a turistas y peregrinos

El Ministerio de Turismo de Israel ha lanzado una nueva atracción turística destinada a aumentar el número de visitantes al país: el Sendero de los Evangelios, que recorre los pasos de Jesús en Galilea y la región norte del país, informó hoy ese departamento en un comunicado.

La ruta sigue el camino de Jesús desde que abandonó la ciudad de su infancia, Nazaret, en la Galilea, hasta Cafarnaún, el pueblo en la costa noroccidental del mar de Galilea o lago Tiberiades, donde comenzó a predicar.

Se trata de una ruta de 62 kilómetros, que se inicia en el Monte del Precipicio y acaba en la localidad denominada hoy en hebreo Kfar Nahum, con senderos y carreteras especialmente señalizados y que se pueden recorrer a pie, en bicicleta, a caballo o en coche.

Turismo espera que esta iniciativa aumente en cerca de 200.000 el número de visitantes anuales al país, en el que los peregrinos y turistas religiosos representan aproximadamente el 65% del récord de 3,5 millones de visitantes alcanzados el pasado año.

El proyecto ha supuesto una inversión de unos 3 millones de shekels (unos 590.000 euros) para desarrollar la infraestructura de la ruta, que pretende revitalizar el norte del país.

"El turismo cristiano es significativo en la industria del turismo receptor en israel. El Sendero de los Evangelios subraya la experiencia espiritual para todos los turistas y viajeros en Israel, especialmente para la comunidad cristina", afirmó el ministro israelí de Turismo, Stas Misezhnikov.

Con motivo de la inauguración del sendero, el ministro invitó a toda la cristiandad a "seguir las huellas de Jesús y caminar en los lugares en que él caminó".


EFE

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?