| 2/1/2006 12:00:00 AM

India lucha por combatir la pobreza

El Gobierno de ese país intenta luchar contra la miseria en las zonas rurales.

El Gobierno de India ha lanzado un plan "revolucionario" para acabar con la miseria en el campo, donde vive el 70% de sus 1.100 millones de habitantes. El ambicioso proyecto garantizará a al menos un miembro de cada uno de los 60 millones de hogares rurales cien días de trabajo al año, con un salario mínimo de 60 rupias (1,35$) o un subsidio de desempleo en el caso de que no haya puestos disponibles.

Según este sistema, las administraciones locales de cada pueblo (que están en la base del sistema administrativo nacional) registrarán cada hogar y emitirán tarjetas de empleo con las que el solicitante podrá reclamar trabajo en un plazo de 15 días. En caso de no recibirlo, se le abonará una subvención de paro. Además, garantizan que el sueldo de mujeres y hombres será el mismo, una medida significativa en un país que aún no alcanzado la igualdad social.

Una primera fase del plan, bautizado como Programa Nacional Rural de Garantía de Empleo (NREG) ha arrancado hoy en 13 distritos del Estado de Andhra Pradesh (sur del país) aunque está previsto que pronto se extienda a otros 200 distritos. La iniciativa ha sido presentada por el primer ministro indio, Manmohan Singh y la presidenta del gobernante partido del Congreso (CP) y del Consejo Consultivo Nacional, Sonia Gandhi.

En la presentación del proyecto, calificado de histórico por las autoridades, Singh ha afirmado que "está enfocada hacia los más pobres de los pobres", y ha pedido al Gobierno local de Andhra Pradesh que coordine la aplicación del programa para que beneficie a los que más lo necesitan. "El NREG ayudará a los que están presionados para emigrar en busca de trabajo" y "también ayudará a eliminar el azote de la pobreza", ha añadido.

De momento, 492 de las 700 familias en el pueblo de Bandlapalli, en Anantnag, han recibido sus tarjetas de empleo con las que pueden ganar un mínimo de alrededor de 170 dólares al año. Según los analistas citados por la agencia EFE, si el plan logra evitar ser estrangulado por la corrupción y la burocracia, puede convertirse en un programa potente para combatir la pobreza en este país, el segundo más poblado del mundo.

El plan se extenderá al resto del país en los próximos cuatro años. "Es el mayor programa de seguridad social jamás implementado en India", ha afirmado a la cadena BBC el ministro de Desarrollo Rural, Taghuvansh Prasad. Sin embargo, algunas voces críticas citadas por la cadena pública británica vaticinan que el sistema es demasiado caro y dudan que el Gobierno pueda afrontarlo.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?