| 4/30/2011 8:00:00 AM

Identifican riesgo genético de la depresión

Científicos en Alemania identificaron un gen que, dicen, provoca cambios en el cerebro y hace a los individuos más susceptibles a la depresión severa.

 
Tal como señalan los investigadores, también lograron observar por primera vez cambios fisiológicos en el cerebro -el encogimiento del hipocampo, la región cerebral vinculada a la depresión- cuando una persona sufre la enfermedad.
 
Estos cambios -afirma el estudio publicado en la revista Neuron- están vinculados a la actividad de un gen, llamado SLC6A15.
 
El hallazgo, según los investigadores del Instituto de Psiquiatría Max Planck, en Munich, Alemania, presenta la posibilidad de poder desarrollar en el futuro nuevos tratamientos más efectivos para esta enfermedad discapacitante.
 
Aunque se sabe que la depresión es causada por una combinación de riesgos ambientales y genéticos, hasta ahora ha sido muy difícil para los científicos identificar los factores genéticos.
 
La doctora Elisabeth Binder y su equipo llevaron a cabo un análisis del material genético de pacientes diagnosticados con depresión y de un grupo de pacientes sanos.
 
Descubrieron "diferencias importantes" en el ADN de ambos grupos en una región particular del cromosoma 12. Y estas variaciones, dicen los científicos, "claramente se presentaban en el contexto de la depresión".
 
Susceptibilidad

En pruebas posteriores, los investigadores descubrieron que el gen SLC6A15 era el responsable de esas variaciones que hacían a los individuos más susceptibles a la depresión.
 
Según los investigadores, el SLC6A15 contiene el "manual de construcción" de una proteína encargada de transportar aminoácidos que regulan la producción de sustancias clave para la comunicación entre neuronas, llamada sinapsis.
 
Los científicos creen que la alteración en esta comunicación entre neuronas conduce a que una persona sea más susceptible a la depresión.
 
Para confirmar sus resultados, los investigadores ampliaron el estudio para incluir el análisis genético de 15.000 personas, tanto con depresión como sanas.

"Las personas que no sufrían depresión mostraron menos actividad del SLC6A15 en el hipocampo, la región cerebral vinculada a la depresión severa" afirma la doctora Binder.
 
"Y además, cuando utilizamos escáneres cerebrales, observamos que quienes poseían el gen y tenían un historial de depresión severa tenían un hipocampo más pequeño".
 
En experimentos con ratones los investigadores confirmaron que existe un vínculo entre una menor actividad del SLC6A15 en el hipocampo y los efectos del estrés crónico, un factor de riesgo de depresión.
 
Se sabe que en la depresión están involucrados varios factores, no sólo genéticos sino ambientales, por eso ha sido tan difícil hasta ahora encontrar un tratamiento efectivo para este trastorno, en particular para la depresión severa.
 
Pero tal como señalan los científicos, los resultados del estudio podrían conducir al desarrollo de un nuevo tipo de fármaco antidepresivo dirigido a estimular la actividad del SLC6A15.
 
"Actualmente, los tratamientos disponibles contra la depresión severa son indispensables pero su eficacia clínica sigue siendo insatisfactoria" afirma el doctor Martin Kohli, otro de los autores del estudio.
 
"Esto se ha visto reflejado en las altas tasas de resistencia a los tratamientos y sus efectos secundarios".
 
"Por eso es muy pertinente la identificación de los mecanismos que causan la depresión para desarrollar mejores antidepresivos" agrega el científico.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?