| 4/30/2012 3:45:00 PM

Huelgas en Bolivia no tienen tregua

Las huelgas que vive Bolivia no tuvieron hoy una tregua a pesar de que el presidente Evo Morales decretó a última hora del viernes que este lunes sería festivo, puente con el Día del Trabajo, en una decisión que la oposición y los sindicatos creen un intento fallido de frenar las protestas.

La Paz - Médicos y trabajadores de la salud pública mantuvieron la huelga indefinida iniciada hace cinco semanas, con piquetes de huelga de hambre, y hoy repitieron marchas y mítines en varias ciudades, incluido uno frente al Palacio de Gobierno de La Paz, informaron dirigentes del sector y fuentes oficiales.

Las protestas siguen "para demostrar al Gobierno que por más que haya declarado feriado, nuestras bases, los compañeros que están en los piquetes de huelga, vean que todavía estamos movilizándonos", dijo el dirigente médico Fabián Conde a radio Erbol.

Morales decretó a última hora del viernes que este lunes sería festivo, pero la Central Obrera Boliviana (COB), la mayor entidad sindical de este país de diez millones de habitantes, lo calificó de "maniobra" para intentar desinflar conflictos sociales y laborales que lo acosan en la víspera del Día del Trabajo.

Decenas de médicos asistieron hoy a una ceremonia religiosa en la Catedral de La Paz, adyacente al Palacio de Gobierno, donde tiene Morales su despacho, y luego protagonizaron un mitin en el que corearon "abrogación o muerte", en referencia a un decreto que aumenta su jornada laboral.

Los médicos y lo empleados de la salud exigen al nacionalista Morales que derogue el decreto que firmó en febrero para incrementar de seis a ocho horas su jornada laboral, que rechazan porque, según dicen, viola una antigua conquista sindical.

Los manifestantes marcharon luego por el centro de La Paz e hicieron otro mitin ante el ministerio de Salud, y hubo parecidas protestas en otras ciudades bolivianas.

Morales solía asistir a los actos sindicales del 1 de mayo, pero para mañana ha confirmado que estará con el presidente de la petrolera española Repsol, Antonio Brufau, en la inauguración de una planta de procesamiento de gas en el sur del país, lejos de las protestas.

Varios medios locales han comentado que el 1 de mayo de 2006 Morales decretó la "nacionalización" petrolera con apoyo mayoritario de los bolivianos y los sindicatos, mientras que seis años después lo celebra en una planta de Repsol mientras los trabajadores protestan contra él en la calle

Los trabajadores de la salud y los médicos anunciaron que este martes se sumarán a las manifestaciones convocadas por la COB en el Día del Trabajo, para exigir a Morales una ajuste salarial superior al 8 % que ofreció para 2012.

Un dirigente de la COB, José Luis Delgado, dijo que mañana "será una jornada más de lucha" por mejores salarios.

La COB rechaza el 8 % de ajuste salarial para los maestros y los trabajadores de la salud, que no se aplicará para otros sectores pero sí será base de negociación para el sector privado, y también el incremento del 22 % del sueldo mínimo actual de 117 dólares mensuales, el más bajo de Suramérica.

En los países vecinos, el sueldo mínimo en Argentina es de 460 dólares, en Chile 372, en Paraguay 342, en Colombia 284, en Ecuador 264 y en Perú 216, según centros de estudios bolivianos.

Entretanto, en la Amazonía centenares de indígenas se disponen a reanudar hoy la marcha que iniciaron el viernes hacia La Paz, la segunda en menos de un año, para exigir a Morales que abandone definitivamente su proyecto de construir una carretera financiada por Brasil en el parque natural Tipnis.

Tras recorrer el viernes sus primeros 17 kilómetros desde la ciudad de Trinidad, los indígenas han estado dos días detenidos por intensos aguaceros en la zona y problemas de suministros. 

EFE
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?