| 8/26/2008 12:00:00 AM

'Huelga de pan' en Italia. La mueve los altos precios.

ROMA - Los mayores grupos de consumidores de Italia instaron a los italianos a suspender la compra de pan el 18 de septiembre, en un único día de "huelga del pan" para expresar su enojo por el creciente aumento en los precios de los alimentos e incitar al Gobierno a tomar acción.

"La alarmante crisis económica que afecta a Italia está volviendo más pobres que nunca a las familias e insta a una dura lucha, una postura desafiante y la participación de todos," dijo el grupo consumidor Codacons, uno de los principales que respaldan la huelga, en un comunicado.

"El constante incremento en los precios, principalmente en los alimentos básicos, continúa empobreciendo y agotando a los ciudadanos," agregó.

El precio de la pasta subió en junio más de un 30 por ciento, mientras que el pan aumentó más de un 13 por ciento, dijo el Ministerio de Hacienda la semana pasada, lo que desató una alarma sobre el incremento.

Los grupos, que mantuvieron un único día de huelga de pastas la semana pasada por el alza en el precio del querido alimento básico italiano, estimaron que el incremento en los precios de los alimentos y la energía obligará a las familias italianas a desprenderse este año de unos 2.000 euros adicionales (2.953 dólares).

Los grupos de consumidores, que culpan a los especuladores por alimentarse de los consumidores y al Gobierno por no poder protegerlos, dicen que también planean realizar protestas en las plazas de las ciudades a lo largo de Italia con el fin de acompañar la huelga del pan.

Pero los panaderos no están impresionados.

"Cualquier pueda abrir su propia panadería y verificar directamente cuánto ganan realmente los panaderos," dijo en respuesta la Federación Italiana de Panaderos.

(Reuters)
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?