| 7/31/2009 12:00:00 AM

Holcim y Lafarge niegan acuerdo con gobierno venezolano

Hace un año las filiales de la cementera suiza Holcim Ltd. y la francesa Lafarge fueron nacionalizadas. Hoy, 31 de julio de 2009, negaron haber llegado a un acuerdo de pago con el gobierno venezolano, pues no han recibido una oferta de compensación que sea aceptable desde el punto de vista legal y financiero.

CARACAS — La cementera suiza Holcim Ltd. y la francesa Lafarge negaron el viernes que hayan llegado a un acuerdo de pago con el gobierno venezolano por sus filiales locales que fueron nacionalizadas el año pasado.

El anuncio de ambas empresas se da en respuesta a la declaración que realizó en la víspera el ministro de Obras Públicas, Diosdado Cabello, quien dijo a la agencia estatal de noticias que el gobierno aprobó US$378,43 millones para el pago del 40% del capital accionario de las filiales venezolanas de Holcim Ltd. y Lafarge.

"El Estado venezolano con este pago toma posesión de estas empresas de manera formal", señaló Cabello al explicar que el gobierno tiene "cuatro años" para cancelar el resto de la deuda "sin intereses", según reseñó la estatal Agencia Bolivariana de Noticias (ABN).

Holcim Ltd. dijo el viernes en un comunicado que no ha recibido una oferta de compensación que sea "aceptable desde el punto de vista legal y financiero".

La empresa indicó que continuará con el proceso de arbitraje ante el Centro Internacional de Arreglo de Diferencias Relativas a Inversiones, un brazo autónomo del Banco Mundial, donde espera lograr una compensación total.

Asimismo, una portavoz de Lafarge dijo a la AP que la cementera todavía está en conversaciones con las autoridades venezolanas, y que no se han dado indicaciones de cuando se pagará. La vocera pidió no ser identificada debido a que no está autorizada por políticas de la empresa.

En agosto del año pasado Lafarge aceptó venderle al gobierno 89% del paquete accionario de su filial venezolana por US$267 millones, y Holcim Ltd. aprobó transferir 85% de las acciones de su cementera por US$552 millones.


Luego de siete meses sin recibir respuesta de pago, la cementera suiza acudió en marzo pasado al arbitraje internacional para lograr la indemnización por sus activos en Venezuela.

Cabello dijo el jueves que en el caso de la filial local de la cementera mexicana Cemex no ha sido posible concretar una negociación debido a que la empresa fue "abandonada y desmantelada", precisó ABN.

Cemex rechazó inicialmente la estatización de sus activos locales, pero luego accedió a entregarlos al Estado. La cementera mexicana interpuso el año pasado una demanda contra el gobierno venezolano ante el centro de arbitrajes del Banco Mundial.

El gobierno del presidente Hugo Chávez acordó en abril del año pasado la nacionalización del sector cementero como parte del proceso para llevar al país hacia un modelo socialista.

 

(AP)

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?