| 9/5/2009 12:00:00 AM

Hasta el momento se han aprobado 21.000 créditos de vivienda con tasa subsidiada

El Gobierno Nacional ofrece 80.000 créditos hipotecarios bajo esta modalidad, con destino a sectores populares y de la clase media. Al intervenir por audioconferencia en el Congreso Colombiano de la Construcción, el Presidente Álvaro Uribe Vélez reportó que de los 21.000 préstamos aprobados, 14.000 ya se han desembolsado.

Bogotá, - Más de 21.000 créditos de vivienda nueva con subsidio a la tasa de interés han sido aprobados hasta el momento, destacó el Presidente de la República, Álvaro Uribe Vélez, este viernes, durante la clausura del Congreso Colombiano de la Construcción, celebrado en Cartagena.

Durante el evento, en el que participó por audioconferencia, el Mandatario reportó que más de 14.000 de estos créditos ya ha sido desembolsados.

Destacó que la estrategia que busca ofrecer crédito de vivienda con tasa subsidiada, se soporta en el ahorro hecho por el Gobierno Nacional.

“Celebro que el Gobierno Nacional esté utilizando ese ahorro que no había tocado en siete años: que el Fondo de Reserva para Estabilización de la Cartera Hipotecaria (Frech), lo esté utilizando para subsidiar tasa de interés a los créditos de vivienda para sectores populares y de la clase media de la patria. Son 80.000 créditos”.

Agregó que “ojalá esta medida pudiera fondearle al país, para que una vez se agoten los $600.000 millones, los 80.000 créditos que se pueden subsidiar con esta decisión, hacia el largo plazo Colombia pueda seguir con este tipo de oportunidades”.

La medida hace parte de la política anticíclica del Gobierno Nacional para enfrentar los efectos en el país de la crisis económica mundial. El objetivo del programa es dinamizar la construcción de vivienda nueva, por su alto potencial de generación de empleo.

 


(SP).

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?