| 9/26/2006 12:00:00 AM

Gremio cafetero modernizó sus elecciones

Con nueva tecnología, lo cafeteros eligieron a los integrantes de sus Comités durante una jornada histórica que sobrepasó la cifra de 200 mil sufragantes.

Entre sábado y domingo se llevaron a cabo las elecciones cafeteras 2006 – 2010 en 466 municipios productores del gran en el país. En una jornada que le costó a la Federación Nacional de Cafeteros $1.500 millones, los caficultores eligieron a casi 4.452 dirigentes para 15 Comités Departamentales y 356 Comités Municipales, dentro de 758 listas conformadas por 12 mil candidatos (el crecimiento en listas y aspirantes fue de 28.5% frente a las elecciones de 2002). Según el escrutinio preliminar, la votación arrojó un resultado de 201.273 sufragantes, cifra que evidencia una participación del 64.6% de los 311 mil caficultores con cédula cafetera y es la más alta votación en los 79 años de historia del gremio.

La votación electrónica constituyó la gran novedad de esta jornada electoral y se convirtió en una forma alternativa al tarjetón para ejercer el derecho al voto. Con el ánimo de garantizar la transparencia en la implementación de medios electrónicos en las elecciones cafeteras, la Federación tardó un año preparando la contienda electoral y verificando todo el proceso a través de firmas externas de consultoría y veeduría.

Por primera vez los caficultores votaron sin necesidad de trasladarse de sus veredas gracias a que pudieron sufragar empleando celulares, datáfonos, teléfonos digitales o a través de internet (exclusivo para portadores de la cédula inteligente). La tecnología se puso al alcance de todos los inscritos como un mecanismo para aumentar la participación en las elecciones, pues muchos de ellos viven en zonas apartadas, de difícil acceso y con altos costos de transporte. Sin embargo, y aunque se registraron 51.849 votos a través de estos medios electrónicos modernos, la gente continuó prefiriendo el tarjetón y su tradicional mecanismo de votación presencial.

Para la Federación, estas elecciones son vitales, pues los Comités son pieza clave en el esquema descentralizado de la institución. Los Municipales son entidades locales que organizan a cada una de sus comunidades atendiendo necesidades específicas y focales de cada uno de los municipios productores de café, mientras que los Comités Departamentales son más globales y están encargados de coordinar e implementar las políticas desarrolladas anualmente en el Congreso Nacional de Cafeteros.

Para Gabriel Silva, Gerente General de la Federación Nacional de Cafeteros, tanto el número de candidatos inscritos como la cifra preliminar de los escrutinios, son buenas noticias para el país y para su democracia: “la esperanza ha retornado a los cafeteros de la patria, pues mientras la abstención de las pasadas elecciones presidenciales fue superior al 60%, la de nuestras elecciones fue del 35% y en seis de los 16 departamentos se logró una participación superior al 70%. Los cafeteros estuvieron motivados y participaron activamente para renovar su dirigencia cafetera logrando un relevo en esos cargos directivos cercano al 50%”.

También se eligieron a los 90 delegados principales y 90 suplentes (que son los mismos dirigentes de los 15 Comités Departamentales) para el próximo Congreso Nacional de Cafeteros, que se celebrará en el mes de noviembre y en el cual se diseñarán las estrategias para el año cafetero.

Perspectivas del sector
El repunte de la economía colombiana y el crecimiento de 5.96% del PIB, no tomaron por sorpresa a Gabriel Silva quien considera que su sector ha sido clave en el comportamiento de la economía, pues los mayores ingresos de los cafeteros han tenido un efecto multiplicador que se ha reflejado en la demanda interna y el consumo: “los ingresos de los caficultores estuvieron congelados varios años, hasta ahora se están “desatrasando” sus consumos y por ello, creo que el sector ha contribuido con el buen desempeño económico del país. Espero que el precio internacional del grano siga creciendo gradualmente, pero de forma sostenida como lo ha venido haciendo y que la demanda mundial de café continúe siendo tan significativa. La oferta de grano sigue tendiendo al déficit debido a la mala cosecha de Vietnam y ello, en últimas, implica que los precios se mantengan en los niveles actuales, pues a mayor oferta, menor precio y viceversa”.

Pero no todo es color de rosas. El buen desempeño de algunos sectores intensivos en mano de obra como la construcción le ha generado inconvenientes al gremio cafetero. En palabras de Gabriel Silva: “en estas condiciones la productividad vuelve a ser tema relevante y debemos competir por la mano de obra con otros sectores, aunque todavía no podemos hablar de escasez de mano de obra, si observamos un menor flujo de recolectores entre las regiones. El problema es que nosotros, como no tenemos posibilidad de tecnificar el sector, dependemos 100% de esa mano de obra.”.

La Federación de Cafeteros no cree que el Fenómeno del Niño cause grandes estragos en los municipios productores de grano en el país, especialmente en la zona cafetera, pues esta tiene índices pluviométricos elevados que pueden compensar los desórdenes del fenómeno climático. El gremio cafetero espera una producción de 12 millones de sacos de café para este año y que la cosecha represente en $3.7 billones para el país.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?