| 9/16/2007 12:00:00 AM

Greenspan critica en libro políticas presupuestales de Bush

En el 2006, los electores pusieron nuevamente a los demócratas a cargo del Congreso por primera vez en 12 años.

Washington_  El ex presidente de la Reserva Federal Alan Greenspan critica en un libro al presidente George W. Bush por no manejar de manera responsable el gasto del país y acumular enormes déficits presupuestarios.

Greenspan, quien se describe a sí mismo como un "republicano libertario", ataca a su partido por abandonar los principios conservadores que favorecen un aparato de gobierno pequeño.

"Mi mayor frustración sigue siendo la falta de disposición del presidente a emplear su poder de veto contra los gastos fuera de control", escribe Greenspan en su libro, que será publicado próximamente.

Bush asumió en el 2001, la última vez que el gobierno tuvo un superávit. Desde entonces, el gobierno bajo el mandatario ha operado con números rojos, alcanzando la cifra histórica de 413.000 millones de dólares en el 2004.

"Los republicanos en el Congreso perdieron la brújula. Cambiaron los principios por el poder. Y se quedaron sin nada. Merecían perder", afirma.

En el 2006, los electores pusieron nuevamente a los demócratas a cargo del Congreso por primera vez en 12 años.

Las memorias de Greenspan, tituladas "The Age of Turbulence: Adventures in a New World" ("La época de la turbulencia: aventuras en un nuevo mundo"), serán presentadas el lunes. Sin embargo, The Associated Press adquirió el sábado un ejemplar de un vendedor en el área de Washington.

En el libro habla sobre su vida y su desempeño como jefe de la Reserva Federal.

Greenspan, de 81 años, manejó la Reserva durante 18 años y medio, en el segundo mandato de mayor duración en el organismo. Fungió durante los gobiernos de cuatro presidentes, desde que Ronald Reagan lo nombró para que ocupara el puesto por primera vez.

El ex funcionario dijo que empezó a escribir el libro el 1 de febrero del 2006, el día en que fue reemplazado por Ben Bernanke.

Greenspan lamenta la pérdida de la disciplina fiscal del gobierno.

"El Congreso y el presidente consideraban que los límites presupuestarios inhibían las legislaciones que querían. La idea de que 'los déficits no importan', para mi pesar, se convirtió en parte de la retórica republicana", escribió.

Greenspan desde hace tiempo ha expresado que los déficits presupuestarios representan un peligro a largo plazo para la economía.

En la Reserva intentó que el Congreso emplazara nuevamente un mecanismo presupuestario que obliga a compensar todo incremento en gastos o descuentos hacendarios con recortes y alzas a los impuestos en otras áreas.

 

AP

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?