| 9/26/2007 12:00:00 AM

Gobierno radica en el Congreso proyecto de segunda vivienda

Dará incentivos para que personas que han abandonado la vida laboral, residentes de fuera de Colombia, inviertan en el país.

Bogotá.- Pensionados de nacionalidad colombiana o extranjera que vivan fuera de Colombia, gozarán de incentivos tributarios para la compra de “segundas viviendas” en el país, al igual que los desarrolladores de proyectos de esta naturaleza.

Así lo establece el proyecto de ley, radicado, hoy, en el Congreso de la República, por los Ministros de Comercio, Industria y Turismo, Luis Guillermo Plata; de Hacienda, Oscar Iván Zuluaga; y de Ambiente y Vivienda, Juan Lozano.

La iniciativa calificada por el Ministro de Comercio, de “novedosa”, jalonará según el funcionario, el desarrollo de proyectos de construcción encaminados a servir de segunda vivienda durante una época del año, a pensionados extranjeros y nacionales, residentes fuera del país, o a personas que vivan de las rentas y que igualmente residan en el exterior.

“Con el proyecto buscamos, entonces, promover la construcción en el país de proyectos con altos estándares de calidad y bienestar, así como atraer inversionistas que por lo regular son profesionales, con alto poder adquisitivo”, preciso el Ministro Plata, “quienes pueden en Colombia potenciar sus ingresos”.

El proyecto de ley prevé la creación de zonas libres, algo así como zonas francas de vivienda, con una inversión mínima de 200 millones de dólares, representados en casas, villas, apartamentos u hoteles, es decir que establece la construcción de barrios destinados a servir de vivienda alterna a quienes han dejado la vida laboral, y buscan un nivel de vida tranquilo.

El proyecto de ley consagra que quienes adquieran las viviendas alternas gozarán de exención al impuesto al patrimonio en el país; exención a los impuestos por los dineros que traigan a Colombia o por la renta generada al arrendar las unidades, así como la autorización de ingresar al territorio nacional, sin el pago de impuestos, elementos de menaje como vehículo o yate.

Según Plata, la reactivación económica del país, así como la mejor imagen de que goza en el exterior, hacen de este momento, el propicio para desarrollar proyectos de esta naturaleza. “Esto ya se ha hecho en países como España, Costa Rica, y Panamá, con muy buenos resultados, pues no solo llega gente de muy buen nivel económico y cultural, sino que estas mismas personas suelen montar negocios en el país, prestar asesorías a profesionales locales, e involucrarse en la economía de la región, generando empleo y bienestar”, dijo.

Como requisito los compradores de estos proyectos deberán residir en el exterior, acreditar haber dejado la vida laboral, por ser pensionados o por gozar de rentas, y deberán permanecer en el país mínimo seis meses del año. “Durante los meses restantes los inversionistas podrán alquilar sus viviendas a extranjeros que deseen viajar a Colombia”, indicó el Ministro.

Según el funcionario, las zonas colombianas con mayor potencialidad, para el desarrollo de tales conjuntos habitacionales, son las de la costa Caribe, sin descontar otras que gozan de preferencia para los extranjeros.

Se calcula que cada proyecto que se haga en el país, podría tener unas 400 viviendas, que generarían una población permanente de 1.600 personas, y podrían alojar en los seis meses del año en que estaría permitido, alrededor de 26 mil turistas anuales.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?