| 2/1/2007 12:00:00 AM

Gobierno ecuatoriano descarta disolver el Congreso

El ministro de Gobierno, Gustavo Larrea, señaló que "el gobierno garantiza que el Congreso funcione y rechazamos las elucubraciones según las cuales el Ejecutivo tiene intenciones de disolver el Congreso". No identificó de dónde vienen tales rumores.

Quito.- El gobierno del presidente Rafael Correa rechazó el jueves que tenga alguna intención de disolver el Congreso, tras dos semanas de confrontaciones verbales entre los dos poderes del Estado.

En declaraciones a canal 8 de televisión, dijo que el gobierno reforzará la seguridad del edificio del parlamento para garantizar que funcione con normalidad, aunque aclaró que los manifestantes que apoyan la realización de la asamblea constituyente pueden protestar pacíficamente.

La confrontación viene desde hace dos semanas, tras la toma de posesión de Correa, quien ha pedido se realice una consulta popular que abra paso a una asamblea constituyente de plenos poderes.

Pero los diputados se oponen a la iniciativa por considerarla inconstitucional.

Larrea se reunió el miércoles por la noche con el presidente del Congreso, Jorge Cevallos, y diputados jefes de bloques políticos en un aparente intento de bajar el nivel de confrontación.

Cevallos, en declaraciones divulgadas en canal 10 de televisión, comentó que del encuentro con Larrea buscó "encontrar la tranquilidad y la paz que el país nos exige", y dijo estar abierto al diálogo con cualquier representante del gobierno. Instó a Correa a convocar a la consulta respetando la Constitución. "Que el pueblo vaya a las urnas en igualdad de condiciones y no escuchando la imposición de alguien que quiere una Constitución a su medida, sino que participen todos los sectores políticos, al margen de los errores que hayan tenido", planteó.

Correa advirtió que "es nuestra última oportunidad de hacer los cambios pacíficos en este país. Temo que si fracasamos esta vez en ese cambio pacífico, el próximo cambio tendrá que ser con mucha violencia".

El primer vicepresidente del Parlamento, Edison Chávez, pidió a Correa dirigirse a las otras instituciones del Estado, como el Congreso, en mejores términos y sin insultos.

Miles de partidarios de Correa, de grupos de izquierda y sociales, protestaron el martes en apoyo a la constituyente. Sitiaron el Congreso y obligaron a los diputados a evacuar el recinto. La violenta manifestación dejó media docena de personas con heridas menores. El miércoles hubo una manifestación de solo un centenar de personas y el jueves la ciudad capital estaba tranquila.

 

 

AP

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?