| 11/22/2007 12:00:00 AM

Gobierno chileno descarta consulta popular

El gobierno, que tras la última elección parlamentaria controla ambas cámaras legislativas, ha sufrido algunas severas derrotas en el Congreso recientemente al perder virtualmente esa mayoría por el disenso de algunos parlamentarios que fueron elegidos por el oficialismo.

Santiago de Chile.- El gobierno de la presidente Michelle Bachelet descartó llamar a una consulta popular no vinculante para dirimir obstáculos que le pone la oposición derechista.

"Las posibilidades que el gobierno lo haga son extremadamente alambicadas ...Sólo podemos llamar a plebiscito frente a un proyecto de reforma constitucional aprobado por los dos tercios del Senado, contra la voluntad del presidente", respondió el ministro secretario de la presidencia, José Antonio Viera-Gallo, a preguntas el jueves en una reunión con corresponsales extranjeros.

Agregó que la posibilidad de un referéndum tampoco podría ser para imponer un criterio del gobierno, sino para impedir que el Congreso le imponga su voluntad.

Viera-Gallo indicó que cualquier otra forma de consulta sería apelada al Tribunal Constitucional para que declare su inconstitucionalidad.

Señaló que ese organismo rechazaría también una consulta popular aunque fuera no vinculante por no estar contemplada en la rígida Constitución hecha aprobar en 1980 durante la dictadura de Augusto Pinochet.

Su más reciente traspié ocurrió esta semana cuando esos disidentes, apoyados por la derecha, rechazaron la entrega de 145 millones de dólares para el financiamiento del controvertido plan de transporte público de Santiago. Esa mayoría acordó, en cambio, la entrega de tan solo 1.000 pesos, que equivalen a menos de 2 dólares.

La alianza de la derecha con los legisladores oficialistas disidentes obligó también al gobierno a modificar su plan para financiar el deficitario ferrocarril al sur del país.

Viera-Gallo señaló que desde el restablecimiento de la democracia en 1990, obligado por un sistema electoral que le dio alta representación a la minoría derechista y los quórum establecidos en algunos casos para la aprobación de proyectos, los gobiernos de la coalición han tenido que convenir acuerdos con la oposición. Pero admitió que el panorama podría cambiar si se confirma la minoría en la Cámara de Diputados, donde hasta ahora siempre mantuvo una leve mayoría.

"No podemos sacar cuentas tan rápidas por votaciones que se acaban de producir. Es importante que los procesos se decanten y cada cual dé cuenta de sus acciones", dijo.

Aseveró que la derecha ha tenido que abrirse en estos 17 años de democracia a aprobar una serie de materias que durante mucho tiempo rechazaba, como reformas a la Constitución.

"Entonces espero que más allá de los avatares parlamentarios los procesos de cambio que el gobierno impulsa puedan seguir adelante", concluyó el secretario general de la Presidencia.

 

 

AP

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?