| 11/15/2005 12:00:00 AM

GM recortará 30.000 empleos, 12 plantas afectadas

La compañía automotriz despedirá al 9% de su plantilla.

General Motors Corp. dijo el lunes que recortará cerca de 30.000 empleos, o un 9% de su fuerza laboral, cerrará o reducirá las operaciones de 12 plantas en América del Norte y bajará su producción en un millón de vehículos, como un intento por reducir sus costos en US$7.000 millones.

La empresa advirtió que necesitará registrar "un significativo cargo de reestructuración" asociado con este plan, pero no aclaró cuán grande sería o cuándo lo registraría.

El presidente ejecutivo de GM, Rick Wagoner, dijo que no estaba preparado para discutir las proyecciones de ganancias de la empresa para 2006.

"Fundamentalmente, si se mira nuestra estructura de liquidez, estamos pisando un terreno financiero sólido", dijo.

Las plantas afectadas incluyen las de Doraville, Georgia; una planta de la ciudad de Oklahoma que fabrica vehículos deportivos utilitarios (SUV, por su sigla en inglés) medianos; plantas en Ontario, Canada, Pittsburgh y Portland, Oregon; y su centro de Lansing, Michigan, donde fabrica una camioneta de nicho.

Wagoner dijo este año que planeaba recortar la capacidad de manufactura para igualar la demanda en 2008. "Es una gran operación la que hemos hecho. Estamos confiados que esto va a ayudarnos", dijo Wagoner en una conferencia de prensa en Detroit.

GM dijo que esperaba realizar muchos de los recortes a través de programas de retiro anticipado.

El aproblemado fabricante de autos también dijo que un acuerdo con el sindicato de la Unión de Trabajadores Automotor le permitirá recortar los costos de cuidado de la salud de los empleados en cerca de US$3.000 millones.

Las acciones de General Motors subían un 1,25% a US$24,33 después de la apertura. El gigante automotor ha perdido casi US$4.000 millones este año, mientras que sus acciones han bajado más del 40% y la semana pasada tocó los mínimos de 14 años.

Los nuevos cierres se suman al de tres plantas de ensamblaje que GM ya ha cerrado o paralizado este año: una planta de autos en Lansing, Michigan; una planta de SUV en Linden, Nueva Jersey; y una planta de vans en Baltimore.

Wagoner dijo que informó a los líderes sindicales sobre las medidas, las que calificó como "una difícil medicina para nosotros y una difícil medicina para todos los involucrados".

GM ha debido luchar con sus altos costos de salud y de materias primas, pérdida de participación de mercado en Estados Unidos frente a sus rivales extranjeros y una profunda caída en las ventas de sus SUV, que antes eran sus mayores generadores de ganancias, pero que han perdido popularidad por los altos precios de la gasolina.

Para peor, su principal proveedor de partes, la quebrada Delphi Corp está luchando con sus sindicatos y pedirá a la corte anular sus contratos laborales si no alcanza un acuerdo con ellos a mediados de diciembre.

Una huelga en Delphi podría paralizar la producción de algunas plantas de GM, con lo que Delphi haría perder al fabricante miles de millones de dólares a la semana, dijeron analistas.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?