| 12/24/2009 8:00:00 AM

Gas Natural vende plantas generación en México

El grupo energético español Gas Natural dio el jueves por cerrado un ambicioso plan de desinversiones al acordar la venta de sus plantas de generación en México, una operación valorada en US$1.225 millones incluyendo deuda.

Madrid  -  La firma acordó con las japonesas Mitsui y Tokyo Gas venderles parte de su negocio de generación de electricidad en el país sudamericano.

Gas Natural recibirá en efectivo 240 millones de dólares y no espera ganancias importantes por la transacción.

Tras concluir ventas de activos por 3.600 millones de euros, la firma dijo que en el primer semestre del 2010 anunciará un nuevo plan estratégico.

El grupo español se deshará en esta operación de las diversas plantas generadoras que había comprado a la francesa EDF y a la japonesa Mitsubishi Corporation en diciembre del 2007.

La operación, prevista para principios de 2010, se instrumentará mediante una ampliación de capital en la que los compradores tomarían un 76 por ciento de las plantas.

Adicionalmente, Mitsui y Tokyo Gas tendrán derecho a comprar y Gas Natural a vender el 24 por ciento restante.

La operación es parte del plan de desinversiones emprendido por el grupo Gas Natural tras la compra de la también española Unión Fenosa, y busca reducir deudas.

"Esta operación permitirá alcanzar una exposición más equilibrada al mercado mexicano", explicó Gas Natural.

Tras la venta anunciada el jueves, Gas Natural mantiene su presencia en el mercado energético mexicano con una potencia instalada de 1.570 megavatios y 500 megavatios adicionales en construcción y es uno de los principales operadores del mercado de gas y electricidad de ese país.

Gas Natural tiene pendiente la desinversión obligada por el Estado de 2.000 megavatios de potencia en ciclos combinados en España.

(Reuters)

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?