| 5/31/2007 12:00:00 AM

Francia defiende políticas de comercio agrícola

Gran Bretaña ha pedido desde hace tiempo una reforma amplia y total, por considerar que el futuro de UE no reside en la protección de sus agricultores y ganaderos sino en la innovación económica y un comercio más libre.

Bruselas_  La nueva ministra de agricultura francesa dijo el jueves que el sector agropecuario europeo es una industria estratégica que ha sido ya reformada de manera significativa y pidió a sus socios de la Unión Europea que no se apresuren a abaratar más los precios de sus productos o a implantar otras reformas.

Christine Lagarde dijo que cuando, en el 2005, Francia acordó con sus socios revisar el gasto agropecuario en el 2008-2009, asumió que las reducciones resultantes en las subvenciones serían retrasadas hasta después del 2013, cuando concluya el actual ciclo de ayudas de la UE.

"Hasta el 2013, la financiación de la agricultura de la UE no puede ser puesta en tela de juicio", afirmó la ministra en una rueda de prensa tras reunirse con Peter Mandelson y Mariann Fischer Boel, los comisionados de Comercio y Agricultura de la UE, respectivamente.

Sus comentarios demostraron que bajo el presidente Nicolás Sarkozy, Francia sigue siendo una ardiente defensora de sus agricultores _ los principales beneficiarios del gasto agrícola de la UE y que cuenta con una considerable fuerza política.

En el 2005, los líderes de la UE acordaron revisar la financiación y ayudas otorgadas por la UE en el 2008-2009, especialmente las abultadas subvenciones agropecuarias, que consumen el 40% de sus desembolsos anuales.

Gran Bretaña ha pedido desde hace tiempo una reforma amplia y total, por considerar que el futuro de UE no reside en la protección de sus agricultores y ganaderos sino en la innovación económica y un comercio más libre.

Las presiones para que sea reformado el sistema de subvenciones agrícolas, especialmente por parte de Alemania, aumentaron considerablemente tras publicar la UE en el 2006 un informe indicando que el gasto agrícola del bloque tiende a beneficiar a las grandes empresas agrícolas en lugar de los agricultores individuales.

La posición de Lagarde refleja la creencia francesa de que algunos de sus socios utilizarán la reforma del 2008-2009 para desmantelar la política agrícola común de la UE.

 

 

 

AP

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?