| 3/26/2010 6:30:00 PM

Expertos debaten méritos de pruebas para detectar cáncer de mama

¿Será posible que los médicos estén aplicando más tratamientos de los debidos contra el cáncer de mama? Algunos tipos de cáncer nunca causan síntomas y crecen demasiado lentamente como para afectar la vida normal de los pacientes, pero es imposible distinguir entre esos tipos y los que son más mortales.

Durante una conferencia el viernes en Barcelona, varios expertos discutieron cómo realizar los programas de mamografías en toda Europa, equilibrando la lucha contra el cáncer con la meta de enfocarse sólo en aquellas mujeres que necesiten someterse a exámenes de detección.

Durante años, las autoridades han promovido las pruebas como la mejor forma de detectar cáncer de mama y salvar vidas. Las mamografías todavía están lejos de ser perfectas y conllevan un efecto colateral indeseable: Hasta una tercera parte de las mujeres a las que se les dio tratamiento por cáncer de mama después de que se les aplicaron mamografías en realidad no necesitaron biopsias ni medicamentos.

El asunto de las mamografías encendió un debate feroz el año pasado en Estados Unidos luego que un panel influyente recomendó que los programas de detección empiecen a aplicarse a las mujeres desde que cumplan 50 años en lugar de 40, la misma pauta que en Europa.

También han surgido dudas sobre los exámenes para otros tipos de cáncer, como los de próstata y colon. Esas pruebas normalmente no se recomiendan debido a la probabilidad alta de un resultado positivo que en realidad sea falso y que haya una exposición innecesaria a radiación.

Algunos tipos de cáncer nunca causan síntomas y crecen demasiado lentamente como para afectar la vida normal de los pacientes, pero es imposible distinguir entre esos tipos y los que son más mortales. De tal manera, muchos médicos prefieren recomendar tratamiento para cualquier cáncer identificado, lo que puede causar efectos colaterales dañinos y dejar marcas psicológicas.

"Se ha restado importancia al problema del exceso en los diagnósticos porque las personas realmente quieren creer que los exámenes de detección funcionan", dijo Karsten Jorgensen, del Centro Nórdico Cochrane en Copenhague, que ha publicado varias investigaciones sobre el tema. "Se está aplicando mucho exceso de tratamientos y es tiempo de reevaluar si los beneficios realmente pesan más que los daños", añadió.

Otros dicen que los médicos deben trabajar con las pruebas de las que disponen.

"Quizás en 20 años tendremos mejores exámenes que nos muestren qué tipos de cáncer son los peligrosos", afirmó Ingrid Kossler, presidenta de la Asociación Sueca de Cáncer de Mama, quien el viernes presidió una sesión sobre las pautas para la realización de exámenes de detección. "Pero hasta entonces, tenemos que usar lo que tenemos y atender los tipos de cáncer con los que nos topemos", agregó.

Estudios anteriores han mostrado que los programas de detección de cáncer de mama en países que incluyen a Gran Bretaña, Canadá, Dinamarca y Suecia, han conducido rutinariamente a tratamientos innecesarios. En esos países, y en la mayor parte de Europa, las mujeres de 50 a 70 años se someten a mamografías cada dos años.

Hasta el año pasado, las recomendaciones estadounidenses eran que las mujeres de más de 40 años se hicieran mamografías cada año, pero las nuevas propuestas indican que es preferible que las mujeres de más de 50 se sometan a exámenes cada dos años, un consejo que fue rechazado por la Sociedad Estadounidense de Cáncer y otros expertos.


(AP)

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?