| 9/4/2009 12:00:00 AM

Estrategias locales para fortalecer la seguridad en Bogotá

De acuerdo con la Cámara de Comercio de Bogotá, la percepción de inseguridad aumentó en la ciudad, pasó del 39% al 59% en el último año. La entidad pidió a las autoridades acciones inmediatas.

La Cámara de Comercio de Bogotá hizo hoy un llamado a las autoridades para que desarrollen estrategias de atención integral en materia de seguridad, teniendo en cuenta la problemática de cada localidad.

Usme, Martires, Antonio Nariño, Fontibón, Kennedy y Bosa son las localidades que requieren intervención por parte de las autoridades dado que presentan alta victimización y alta percepción de inseguridad. Por el contrario, Usaquén, Suba, Barrios Unidos, Teusaquillo, San Cristóbal, Tunjuelito y Ciudad Bolívar presentaron baja victimización y baja percepción se inseguridad.

Así lo anunció la presidenta de la CCB, María Fernanda Campo, al presentar los resultados de la Encuesta de Percepción y Victimización a junio de 2009 realizada a más de 9.000 ciudadanos. Según los resultados, la victimización registró un aumento de cinco puntos frente a junio de 2008, al pasar de 31% a 36% y la percepción de inseguridad se incrementó 20 puntos, de 39% a 59%.

Victimización

El 80% de las personas que dicen haber sido víctimas de un delito lo son del hurto a personas, mientras que el año inmediatamente anterior representó el 70%. El robo a residencias se mantuvo estable, mientras que el robo a comercio presentó una reducción importante al pasar de 7% a 1%.

Preocupa que en el 45% de los casos, las víctimas aseguraron que el delito se cometió con violencia, donde en el 61% de los casos, los elementos empleados fueron arma blanca y armas de fuego.

Dos de cada tres delitos ocurrieron en el espacio público, y más de la mitad de los delitos (53%) ocurrieron en calles o avenidas, la mayoría de los cuales ocurrieron entre las 12 m. y las 12 p.m.

Los habitantes de La Candelaria y Bosa reportaron el mayor nivel de victimización, mientras que en Tunjuelito, Engativá, Rafael Uribe y Teusaquillo presentaron los menores niveles. Con respecto a junio de 2008, mejoraron 12 de las 19 localidades.

Denuncia

El indicador de denuncia se redujo al pasar de 40% a 34%, ubicándose por debajo del promedio histórico. Las localidades donde se presentaron mayores niveles de denuncia fueron Chapinero, Puente Aranda, Santa Fe, Rafael Uribe, mientras que las que menos denunciaron fueron Ciudad Bolívar, Antonio Nariño y Teusaquillo. Con respecto a junio de 2008 la denuncia desmejoró en 11 de las 19 localidades. Sólo aumentó la denuncia en Chapinero, Usme y Usaquén.

Percepción de inseguridad

En materia de percepción seis de cada 10 encuestados aseguraron percibir mayor inseguridad, superando en 10 puntos el promedio de los once años de aplicación de la encuesta.

Los habitantes de las localidades de Fontibón, Engativá, Puente Aranda y Antonio Nariño perciben en mayor proporción que la inseguridad ha aumentado. Mientras que los habitantes de Ciudad Bolívar, Usaquén y Chapinero se sienten más seguros. Con relación a junio de 2008, la sensación de inseguridad aumentó en todas las localidades.

Del 59% que consideró que la percepción de inseguridad aumentó, el 47% le atribuye la razón a las condiciones socioeconómicas (desempleo) y el 27% a la presencia de grupos asociados a actos delictivos. El 32% considera que la situación sigue igual al año pasado y el 9% que ha disminuido, los cuales lo atribuyen a una mayor presencia institucional (policía y castigo a los delincuentes).

Los ciudadanos encuestados consideran que la inseguridad ha disminuido en eventos culturales o deportivos, espacios de recreación o deporte y centros comerciales, gracias a la mayor presencia de policía y de vigilancia privada. Por otro lado, consideran que en el transporte público y en las calles la inseguridad aumentó. Transmilenio y taxis mejoraron su percepción de seguridad en 6 y 4 puntos, respectivamente.

Por su parte, el porcentaje de ciudadanos que consideran que su barrio es seguro disminuyó al pasar de 46% a 42% de un año a otro. Vigilancia privada (24%), solidaridad ciudadana (21%) y presencia de la policía (19%), son las razones para considerar un barrio seguro.

Los habitantes de Chapinero, Teusaquillo, Usaquén y Fontibón consideran en mayor proporción que su barrio es seguro. Por su parte, los habitantes de Bosa y San Cristóbal perciben sus barrios como inseguros. Respecto a junio de 2008 la situación mejoró en Chapinero, Mártires y Fontibón.

Institucionalidad

Sólo dos líneas de trabajo son reconocidas por más del 20% de los encuestados. El Número Único de Emergencias 123 y las campañas de desarme son las acciones mejor valoradas respecto al aporte a Política de seguridad en la ciudad.

El 15% de los encuestados acudió a la Policía, para denunciar un delito o para informar sobre una situación sospechosa. El 46% de los encuestados que acudió a la Policía calificó el servicio como bueno. Este nivel se situó en el promedio de los 11 años de aplicación de la encuesta. La eficacia fue la razón principal para la buena calificación; no prestar la debida atención fue la justificación para quienes lo calificaron regular (24%) o mal (30%).

El programa Zonas Seguras, el grupo Antiexplosivos y el grupo Gaula en su orden, fueron los servicios mejor calificados por los ciudadanos, mientras que el CAI y la Policía de tránsito registraron las calificaciones más bajas.

Propuestas de la CCB

Entre las propuestas de la CCB en materia de victimización se recomienda fortalecer la campaña de desarme y aumentar la presencia y las acciones de las autoridades en zonas de alta concentración de hurto a personas, para identificar, capturar y judicializar a los individuos y las bandas especializadas en este delito.

Así mismo, es necesario sensibilizar a la comunidad sobre medidas que contribuyen a prevenir el delito. En ese sentido la presidenta de la CCB, María Fernanda Campo, anunció la segunda edición de la Campaña Prevención su aliada en seguridad en el marco del Programa Zonas Seguras.

Igualmente, la entidad considera necesario determinar las capacidades y brechas de la oferta institucional sobre la denuncia ciudadana, para aumentar su difusión y cobertura y estandarizar la prestación y evaluación del servicio.

En materia de percepción la CCB reiteró la importancia de armonizar los esquemas de prevención y participación comunitaria desde lo local para proveer información y promover soluciones efectivas ante problemáticas del entorno local (basuras, oscuridad, impacto de las obras de construcción e intervenciones en la malla vial y mayor utilización de los parques). Así mismo, es necesario incentivar la cooperación ciudadana, fortalecer la confianza institucional y consolidar la cooperación con las empresas de vigilancia y seguridad privada.

En cuanto a la institucionalidad se recomienda a la Policía Metropolitana, ajustar su plan de mejoramiento para aumentar la confianza ciudadana y la calificación del servicio, teniendo en cuenta la información por localidades de la Encuesta y priorizando propuestas que involucren el fortalecimiento de la solidaridad ciudadana.

La CCB insiste que la Administración Distrital debe oficializar metas para los indicadores de victimización y percepción en el marco del análisis de la seguridad ciudadana desde una perspectiva institucional. Por último, recomienda implementar el Modelo propuesto por la CCB para la atención al ciudadano de manera integral en los servicios de Policía.





 

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?