| 10/11/2007 12:00:00 AM

Esperan fin bloqueo en frontera Colombia-Venezuela

El embajador de Venezuela en Bogotá, Pavel Rondón, dijo el jueves a la AP que habló "la situación de los peajes fue resuelta anoche (miércoles) y el acuerdo principal fue el de trasladar los peajes a un sitio donde quede una vía alterna para las personas que no quieran usar y pagar el peaje"

Bogotá.- Las autoridades de Venezuela y Colombia esperaban que los impulsores de un paro que paralizó el tránsito terrestre en la frontera común depusieran su actitud tras comunicarles la decisión de alejar del cruce limítrofe unos peajes instalados por Colombia, informaron el jueves fuentes oficiales.

"Eso fue el acuerdo fundamental para levantar el bloqueo", añadió el diplomático.

No obstante, en la frontera, los sectores que taparon la frontera persistían en su actitud. Los comerciantes y transportistas de la región fronteriza cerraron los más importantes cruces en la frontera desde el 25 de septiembre para protestar en contra de la instalación de peajes que cobran cerca de un dólar para llegar al cruce de frontera.

José Rozo, presidente de la Cámara de Comercio de la fronteriza provincia venezolana de Táchira, que apoyaba el cierre de la frontera, manifestó que "estamos analizando el comunicado de la Cancillería (colombiana) para tomar una determinación", respecto a deponer la protesta.

"Todavía no se ha levantado el bloqueo", sostuvo en una conversación telefónica con AP.

El canciller colombiano Fernando Araújo dijo a radio Caracol que tras conversar en la noche previa "con los organizadores del bloqueo, ellos se comprometieron a iniciar de inmediato las acciones para levantarlo".

Los peajes fueron instalados en julio por autoridades colombianas a unos pocos metros del cruce fronterizo y desde entonces desataron malestar en la población fronteriza, que en la primera protesta destruyó las casetas en las que se efectuaban los cobros.

Al comienzo, las autoridades dispusieron cobrar unos 50 centavos de dólar por cada trayecto, pero el descontento en la población provocó que el peaje se pagara solo a los que abandonan territorio colombiano aunque se incrementó la tarifa a casi un dólar.

Los descontentos atravesaron camiones y furgones en la vía desde el 25 de septiembre para interrumpir el tránsito vehicular en tres de los principales cruces entre los dos países, pero las medidas se extendieron a la totalidad de los puestos fronterizos que actualmente están tapados.

La protesta ocasiona pérdidas económicas que van de 10 millones a 15 millones de dólares diarios, según estimaciones de gremios y fuentes oficiales. Diariamente se mueven por este límite unos 40.000 automotores de todo tipo. Ese intercambio hace parte del comercio binacional que en 2006 llegó a 4.200 millones de dólares, según estadísticas del Ministerio de Comercio de Colombia.

Entre Colombia y Venezuela existe una línea divisoria de 2.219 kilómetros.

 

 

AP

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?