| 4/7/2010 11:00:00 AM

España anuncia inversión multimillonaria en trenes y carreteras

El gobierno español anunció el miércoles un multimillonario plan de inversión en infraestructuras para los dos próximos años con la idea de recuperar su maltrecha economía nacional y crear empleo.

Madrid  — El presidente José Luis Rodríguez Zapatero explicó que la inversión, de carácter público y privado, alcanzará los 17.000 millones de euros (US$23.000 millones). El 70% del dinero se destinará a la construcción y mantenimiento de redes de ferrocarril y el 30% restante, a nuevas autopistas y conservación de carreteras.

Zapatero precisó que el plan no supondrá un gasto para las arcas del estado, ya que se financiará inicialmente con dinero de las constructoras contratadas y créditos tanto de instituciones públicas como de la banca privada.

El jefe del ejecutivo afirmó que el gobierno comenzará a pagar a las empresas a partir de 2014, mediante un impuesto especial que se gravará a los usuarios cuando los proyectos estén funcionando.

"Este plan representa la mayor estrategia de colaboración público privada en la historia de nuestro país", dijo Zapatero en rueda de prensa.

El Ministerio de Fomento aseguró además que la inversión está diseñada para no interferir en el plan de austeridad con el que el gobierno esperar ahorrar 50.000 millones de euros (US$66.780 millones) y reducir el déficit del 11,2% del PIB hasta el 3% en 2013, tal y como exige la Unión Europea.

España, inmersa en recesión desde hace casi dos y con una tasa de desempleo que roza el 19%, lleva meses buscando nuevas fórmulas para crear puestos de trabajo y recuperar su economía, muy castigada por los efectos del colapso de su sector inmobiliario y la crisis internacional.

(AP)

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?