| 3/1/2007 12:00:00 AM

Emisario de presidente Uribe actualiza situación de TLCs

Esta será la primera visita de Plata a Washington desde que asumió el cargo en diciembre en reemplazo de Jorge Humberto Botero, el principal negociador del TLC colombo-estadounidense firmado en noviembre.

Washington.- El ministro de Comercio Exterior colombiano Luis Guillermo Plata llegará el jueves a Washington en una gestión que ha actualizado otra vez el proceso de suscripción y ratificación de los tratados de libre comercio de Colombia, Perú y Panamá con Estados Unidos.

Plata llegará cuando el gobierno colombiano espera un acuerdo entre legisladores demócratas y republicanos sobre cómo encarar los temas laborales en la futura relación comercial de ambos países.

Los legisladores siguen dialogando, punto que los gobiernos involucrados han calificado como "señal positiva", pero también han manifestado su preocupación debido a que los plazos se agotaban sin que se viera un entendimiento. Inicialmente, Perú y Colombia recibieron información de que el diálogo legislativo concluiría el 19 de febrero. Al pasar la fecha, los dos países no han recibido comunicación de lo que ocurría ahora.

Entre los tres acuerdos, el peruano tiene una gestión más avanzada en el Congreso que los tratados con Colombia y Panamá porque empezó unos meses antes. Pero, al igual que el colombiano, tiene todavía pendiente de resolución el tema laboral. El TLC con Panamá, que aún no ha sido siquiera firmado, encara sin embargo el mayor apremio debido a la expiración el 30 de junio de la ley de promoción comercial conocida como "fast track". Esa ley quita al Congreso su capacidad de enmendar los acuerdos internacionales negociados por el ejecutivo.

Como el fast track obliga al gobierno a notificar al Congreso con 90 días de anticipación toda intención de firmar un acuerdo, el último día para tener negociado el tratado con Panamá sería el 31 de marzo. El ministro Plata tratará de aclarar lo que realmente desea el Congreso en cuanto al tema laboral con su país.

Colombia y Perú han dicho que estaban dispuestos a enfrentar con pragmatismo las sugerencias provenientes mayormente de legisladores demócratas preocupados por el trabajo infantil, las restricciones para la actividad sindical y la seguridad de los gremialistas. Panamá, en ese sentido, no tiene dificultades ya que su tratado, si bien ha terminado el proceso de negociación de la parte económica, tiene todavía pendiente de acuerdo final todo el paquete laboral entre los negociadores.

Perú ha dicho que aceptaría firmar "un protocolo" de temas laborales con Estados Unidos separado del tratado en sí, una posición que también sería aceptable para Colombia, aunque éste le denomina por el momento "instrumento legal vinculante". Fuentes del gobierno colombiano han afirmado que insertar "un anexo" al tratado equivaldría a reabrir un documento que ha sido ya firmado por los gobiernos y que es considerado por las partes como definitivo.

Plata hará gestiones ante miembros del gabinete de Bush y los principales dirigentes de comités legislativos que tienen que ver con el debate, y hablará también ante grupos de gestión en busca de influencias. El presidente George W. Bush ha dicho que requiere de una extensión del fast track para concluir los tres tratados y otras negociaciones internacionales. Pero, estaba todavía por verse si tendrá aceptación del Congreso.

 

 

AP

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?