| 5/4/2011 9:40:00 AM

El turismo toma impulso en Japón casi dos meses después del terremoto

Parques temáticos, zoos y balnearios de aguas termales de Japón están viendo crecer el número de visitas durante el periodo vacacional conocido como Semana Dorada, casi dos meses después del desastre del 11 de marzo.

Tokio - La Semana Dorada, que arrancó el pasado viernes 29 de abril y dura hasta el domingo 8 de mayo, es el periodo vacacional más importante en Japón junto al año nuevo y a la festividad veraniega en honor a los antepasados.

Pese a las perspectivas negativas sobre desplazamientos tras la catástrofe y con el problema nuclear aún vigente, muchos japoneses están dejando atrás esta semana el llamado "jishuku", el comedimiento en el gasto, que se extendió por el país tras el terremoto y devastador tsunami.

En el Hakkeijima Sea Paradise de Yokohama, parque temático cercano a Tokio, las visitas se han incrementado un 25% con respecto a la media anual, pese a que se esperaba un descenso de entre el 40% y el 50%, informa el diario Nikkei.

En el caso del parque Huis Ten Bosch de Nagasaki, en el sur del país, las entradas vendidas superan en un 80 por ciento la media anual, mientras que en la ciudad balneario de Hakone, al sur de Tokio, la tasa de ocupación está siendo del 90% tras reducirse ésta a sólo el 10 durante el mes de marzo.

El restablecimiento de buena parte de las infraestructuras afectadas por el terremoto y la ola gigante también están contribuyendo a un repunte del sector turístico en la región noreste de Japón.

Tanto la línea de Shinkansen (tren de alta velocidad) que une Tokio con la ciudad de Sendai, reabierta el pasado viernes, como las que se dirigen a las provincias norteñas de Yamagata y Akita estaban casi al límite de su capacidad el primer día de vacaciones, según comunicó la compañía East Japan Railway a la agencia local Kyodo.

La Semana Dorada está suponiendo un gran incremento en el número de personas que se desplazan a las provincias más devastadas por el tsunami para apoyar la reconstrucción de pueblos y ciudades,

El número de voluntarios presentes en las provincias de Miyagi, Iwate y Fukushima podría triplicarse estos días hasta alcanzar los 8.000 diarios, indicaba el diario Yomiuri.

Muchos en la región esperan también que aumente el número de viajeros dispuestos a gastar su dinero en zonas que aún pueden ofrecer servicios.

No obstante, una previsión publicada la semana pasada por la corporación JTB, la mayor empresa turística de Japón, arrojaba cifras negativas para el sector, aunque los datos hablan de una recuperación mayor a la esperada a finales de abril.

El estudio habla de un descenso del 27,8% en el número de viajes de turistas nacionales y de un 16,6% menos de desplazamientos al extranjero durante esta semana dorada.

El operador turístico subraya, sin embargo, que los "onsen", balnearios de aguas termales volcánicas, están siendo escogidos como un destino preferido esta semana por los japoneses que quiere "relajarse y escapar de las tensiones y la inseguridad".

El informe, basado en encuestas realizadas antes y después del terremoto y en datos de reservas, resalta que los nipones son conscientes de que es necesario mejorar el ánimo y dedicar más recursos al ocio para que el país se recupere del desastre.

El aumento de reservas de última hora registrado en los días previos al inicio de las vacaciones, muy superior a otros años, es una buena señal, según indicó JTB.

 

 

(Efe)

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?