| 10/3/2006 12:00:00 AM

El Salvador entra a competir en el mercado turístico

En el mercado del turismo en Centroamérica, Costa Rica se ha apoderado del segmento ecológico. Guatemala y Honduras explotan el arqueológico. Nicaragua aun no tiene clara una meta por sus problemas políticos. Y El Salvador ha entrado en una ofensiva internacional para explotar ¿qué?

Washington

"Reuniones y convenciones", contesta Rubén Rochi, el ministro de Turismo cuyo despacho fue creado apenas hace dos años. "Más que territorios turísticos queremos desarrollar productos turísticos a partir de hacer de El Salvador el punto de los encuentros".

En gira de una semana por Washington y Nueva York en busca de inversionistas, Rochi quiere también diferenciarse de emisarios de otros gobiernos en similar misión y afirma que uno de sus contactos serán los emigrantes salvadoreños pudientes.

"A ellos no hay que venderles la imagen del país", dijo en una entrevista con The Associated Press. "La llevan en el corazón".

En Estados Unidos viven unos 2 millones de salvadoreños que inicialmente empezaron a llegar huyendo de la guerra interna que terminó en 1991. Desde acá, ellos compran viviendas, abren negocios y enviaron en el 2005 a El Salvador unos 8 millones de dólares al día, lo que representó más del 16% del producto bruto interno del país.

El Banco Central salvadoreño adelanta que se superará esa marca en el 2006, y ha anunciado hasta agosto un aumento del 14% con respecto a igual periodo del año pasado.

En el inicio de su agenda, Rochi sostuvo el lunes un encuentro con Leslie M. Schweitzer, asesora en asuntos comerciales de la Cámara de Comercio de Estados Unidos, la institución empresarial más poderosa de la nación que agrupa a unas 10.000 corporaciones, para dejarle una carpeta de proyectos.

"Es muy prematuro evaluar el resultado", dijo Rochi indicando que tenía todavía hasta el viernes foros y diálogos bilaterales con inversionistas estadounidenses e hispanos.

Rochi ha estado ya en Europa y varios países latinoamericanos y tiene planeado ir al Canadá antes de concluir el año.

Los más recientes inversionistas que llegaron a El Salvador son colombianos. La red de hospederías Decamerón ha desarrollado el proyecto costero de Salinitas con 260 habitaciones y está en ampliación para otras 180 más, dijo Mauricio Alvarez, de PROESA, el grupo oficial promotor de inversiones en el país.

Están también en El Salvador inversionistas españoles de la corporación Barceló, así como de las cadenas estadounidenses Hilton, Sheraton y Radisson.

Pero Rochi cree que "no es suficiente" y el gobierno ha preparado el terreno para atraer a nuevos protagonistas en la industria con una ley aprobada en febrero para promover la llegada de dinero fresco fundamentalmente con incentivos tributarios sobre capitales, importaciones y transferencias por lo menos por 10 años.

David Huezo, presidente de la Cámara Americana de Comercio de El Salvador (AMCHAM), otro acompañante de Rochi, dijo que unas reglas de juego firmes, más la unión de El Salvador a Estados Unidos a través del CAFTA-RD, el tratado de libre comercio que también incluye a los otros cuatro países centroamericanos más República Dominicana, "van a permitirnos duplicar" el número de habitaciones disponibles.

Actualmente, el servicio de hotelería de El Salvador tiene 5.752 habitaciones. La meta es llegar a no menos de 12.500 en el año 2014.

"Necesitamos unos 252 millones de dólares", dijo Rochi.

Si el gobierno lo logra, se habrá generado también 35.000 nuevos empleos, más del doble de los 25.000 trabajadores que ocupa actualmente la industria.

En el 2005 visitaron El Salvador 1.154.000 turistas extranjeros generando 644 millones de dólares en divisas, el segundo mayor rubro de ingresos para el país después de las remesas. El crecimiento del turismo ese año fue de 19,8%, casi cuatro veces la tasa promedio del crecimiento de la industria en el mundo.

De apenas 21.000 kilómetros cuadrados y 6 millones de habitantes, El Salvador es el país más densamente poblado de volcanes de Mesoamérica, tiene playas en el Pacífico y bosques tropicales, todo lo cual está desde la capital a menos de dos horas de viaje, explicó Rochi.

"El Salvador es todavía un país inexplorado e inexplotado", dijo.
 
FUENTE: AP

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?