| 5/25/2011 3:20:00 PM

El banco luso nacionalizado BPN reduce sus pérdidas a 5,4 millones de euros

El Banco Portugués de Negocios (BPN), nacionalizado por el Estado luso en 2008 y que ahora podría ser privatizado, redujo sus pérdidas hasta 5,4 millones de euros durante el primer trimestre del año, siete veces menos que en 2010.

Lisboa - Así lo informó la compañía en un comunicado, del que se desprende que el aumento de su margen financiero y la disminución de los costes -a través sobre todo recortes en salarios- han sido fundamentales para mejorar su cuenta de resultados.

El BPN, entidad de la que el Gobierno luso tiene previsto desprenderse antes de que acabe el próximo mes de junio, obtuvo unas pérdidas entre enero y marzo de 2010 de 38,1 millones de euros.

La venta de la entidad está incluida en el acuerdo firmado por Portugal con Bruselas y el Fondo Monetario Internacional a cambio del rescate financiero de 78.000 millones de euros concedido a Lisboa.

En el primer trimestre de 2011 el margen financiero del banco luso se incrementó en un 67%, hasta superar los 16.800 millones de euros, mientras que los costes operacionales cayeron un 14,3%, hasta 28.445 millones de euros.

Sin embargo, la entidad lusa no ha conseguido por el momento recuperar la confianza de los clientes y perdió en los tres primeros meses del año 202 millones de euros en depósitos respecto al último dato conocido, de diciembre de 2010.

El BPN fue el primer banco nacionalizado en Portugal desde 1975 debido a una gestión irregular de sus administradores, lo que llevó a intervenir al Ejecutivo socialista para evitar la bancarrota.

No obstante la decisión fue duramente criticada por el principal partido de la oposición, el Social Demócrata (PSD, centro derecha).

La puesta en venta de la entidad se intentó sin éxito en dos ocasiones, debido sobre todo a las condiciones impuestas por el Gobierno, aunque hoy mismo el administrador financiero del banco, Norberto Rosa, reveló que ya hay "varios interesados" en adquirirlo.

La venta del BPN se inscribe en la estrategia de "acelerar el programa de privatizaciones" de Portugal, condición que figura en el memorando de entendimiento firmado por las autoridades lusas junto a Bruselas y el FMI a cambio de la ayuda financiera.

En este documento también se hace referencia explícita a otras empresas con participación pública como la aerolínea TAP, las firmas energéticas Galp, EDP y REN, así como el servicio nacional de correos.

 

 

 

EFE

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?