| 3/16/2006 12:00:00 AM

"Efecto Humala" sacude indicadores económicos de Perú

El repunte en las encuestas del candidato presidencial Ollanta Humala nuevamente conmocionó a los indicadores económicos al registrarse el martes un incremento en el precio del dólar y una caída importante del índice bursátil.

Humala, un ex teniente coronel del ejército, que se declara nacionalista crítico al sistema de libre mercado, superó con 32% de apoyo por primera vez en las encuestas a la candidata de derecha Lourdes Flores, que recibió un 28% de respaldo. El sondeo de la firma Apoyo fue difundido el domingo.

Este repunte repitió el llamado "Efecto Humala", al que analistas han identificado a un nerviosismo bursátil y a un incremento del precio del dólar promovido por el temor que producen las propuestas del candidato.

La bolsa de valores de Lima cerró el lunes, cuando se difundieron los primeros síntomas de preocupación del mercado, con una caída de 4%, la más importante en lo que va del año, y el dólar se ubicó en 3,36 soles el lunes por la tarde.

El martes, el dólar era cambiado en las calles limeñas en 3,38 soles, y consultores financieros le dijeron a la AP que se esperaba que se mantenga el nerviosismo en los inversionistas en la bolsa.

El índice de riesgo país también se ha mostrado inestable, y registró un importante repunte hasta 280 puntos, con 50 de alza, hasta el 17 de marzo.

"Nos preocupa que esto (el Efecto Humala) nos lleve a una era negativa, que signifique un retroceso para la economía del país", dijo el presidente de la Sociedad Nacional de Industrias, George Schofield.

Indicó a la prensa que las ideas de Humala se parecen a las que se ejecutaron en la década de los setenta en el Perú, por gobiernos que impusieron un modelo económico en el cual el estado era el centro, con una participación estatal en todas las áreas, "que resultó desastroso".

"Eso no debe repetirse cercanamente, por lo que estamos muy preocupados que estas ideas vuelvan a tener espacio en nuestro país, lo que nos haría retroceder económicamente", reiteró.

Analistas han coincidido en señalar que la candidatura de Flores hace pensar en una estabilidad del actual esquema económico, ya que ella es una férrea defensora del libre mercado, las privatizaciones, y la expansión de las inversiones extranjeras.

Humala, en cambio, propone una revisión de los contratos suscritos por el estado con empresas internacionales para buscar una participación mayoritaria del gobierno en las áreas de hidrocarburos, minería, y servicios públicos; hacer prevalecer los contratos con empresas nacionales y el estado, privilegiar una integración dentro de América del Sur, y renegociar el Tratado de Libre Comercio con Estados Unidos.

En tanto, el presidente Alejandro Toledo pidió "calma y serenidad" a los agentes mercantiles.

"El 9 de abril (día de las elecciones presidenciales) el pueblo dirá su palabra, pero mientras tanto no hay razón alguna para ningún pánico. Hay que mantener la tranquilidad", dijo a periodistas.

El mandatario, que deja el cargo el 28 de julio, y que ha mantenido políticas de libre mercado, se ha mostrado crítico ante los ofrecimientos de Humala, pero ha preferido mantenerse distante de las opiniones políticas.

En tanto, Humala y sus allegados se mantenían convocando a los electores a "castigar en las votaciones" a los políticos tradicionales, identificados generalmente como corruptos por el pueblo, y que al parecer ha sido acogido por los votantes.

"Ganaremos en la primera vuelta", aseguró Humala en un mitin el lunes por la noche en Lima, y aseguró que "el sistema neoliberal en Perú ha fracasado".

Estas declaraciones son las que ponen nerviosos a los inversionistas, según opinó Samuel Gleiser, presidente de Perú-Cámaras.

"Hay una relación causa-efecto aparente, y creo que esto debería preocupar no solo al sector empresarial, sino a todo el Perú", afirmó.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?