| 1/19/2011 10:45:00 AM

EEUU: Cortes presupuestarios republicanos afectarían a millones

Los republicanos se están dando cuenta de que una cosa es prometer reducir los gastos y otra totalmente diferente tomar las tijeras para rebanar uno de cada seis dólares con que funcionan las agencias federales. La Casa Blanca advierte que de concretarse, serían inevitables los despidos a nivel federal.

Washington  — Los estudiantes de escaso presupuesto podrían recibir menos subvenciones y los estadounidenses recientemente incapacitados quizás deban esperar más tiempo para recibir sus beneficios, pero prácticamente todo político recibirá una advertencia de la asociación local de padres y maestros si se reduce la ayuda a las escuelas.

Ese es el impacto que tendría la promesa de los legisladores republicanos de eliminar 100.000 millones de dólares de los presupuestos de las agencias nacionales. La semana próxima planean votar una resolución que fija las asignaciones para el resto del año a los niveles de 2008, antes de que Barack Obama asumiera la presidencia.

La votación será mayormente simbólica. Las reducciones deberían instrumentarse en proyectos de asignación que requieren 60 votos en el Senado, donde los republicanos sólo tienen 47 bancas.

La promesa de la reducción de 100.000 millones de dólares, contenida en el manifiesto "Compromiso con Estados Unidos" de la campaña republicana, se basa en cortes a las recomendaciones de Obama para el presupuesto de 2011, pero los ahorros que representaría volver a los niveles de la era de George W. Bush serían un poco menores puesto que desde entonces el gobierno está operando con el presupuesto del año pasado ligeramente menor.

De todos modos, en comparación con las tasas de 2010 y anticipando un año completo para su puesta en práctica, los republicanos prometen cortar hasta 84.000 millones de dólares de nuevos proyectos de asignación, con un promedio del 18%. Algunos republicanos, especialmente en el Senado, podrían unirse a los demócratas cuando aprecien su magnitud.

Un retorno a los niveles de 2008 representaría reducciones significativas a muchos programas que favorecen los republicanos, incluso un corte del 8% a la NASA, el 16% al FBI y el 13% a los parques nacionales.

También hay otros riesgos políticos.

Los republicanos recientemente elegidos en Minnesota, Wisconsin y las Dakotas seguramente sentirán presiones por los cortes amenazados al Programa de Asistencia de Energía a los Hogares de Bajos Ingresos (LIHEAP), que suministra subsidios para calefacción a los pobres. El ex presidente del Comité de Asignaciones, el demócrata David Obey, que se retiró el año pasado, orquestó la duplicación del presupuesto para el programa —de 2.500 millones a 5.000 millones de dólares— desde 2008.

Obey advirtió que si se aprueba el plan republicano "mucha gente que no puede pagar sus cuentas de calefacción no tendrá manera de calefaccionar sus hogares, o acaso tendrá que decidir si comer menos o ir menos al médico".

Republicanos en Texas, Florida y Alabama —donde la NASA significa miles de empleos— seguramente se opondrán a reducciones al presupuesto de la agencia espacial.

Y legisladores de ambos partidos en distritos rurales probablemente se resistirán a lo que podría ser un corte del 20% a un programa que subsidia el servicio de aerolíneas pequeñas a ciudades y pueblos aislados.

El Programa para Mujeres, Infantes y Niños, que suministra alimentos para mujeres embarazadas, madres y niños de bajos ingresos tiene apoyo casi universal, pero sin una excepción a las reducciones que buscan los republicanos, un millón podrían perder sus beneficios el año próximo, según el Centro Sobre Prioridades Presupuestarias y Políticas.

 

(AP)

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?