| 7/28/2006 12:00:00 AM

Desaceleración de la economía de Estados Unidos

En el segundo trimestre del año, el crecimiento de la economía fue del 2,5% y la inflación fue de 2,9%.

La economía estadounidense registró una fuerte desaceleración en el segundo trimestre, con un crecimiento del 2,5%, al ajustarse el cinturón los consumidores y caer la construcción de viviendas. En cambio, la inflación aumentó.

El informe más reciente del producto interno bruto, difundido por el Departamento de Comercio el viernes, mostró que el ritmo general de la actividad económica en el trimestre abril-junio decreció a menos de la mitad del trimestre anterior, cuando la economía creció al 5,6% anual, el más alto en dos años y medio.

El producto interno bruto mide el valor de todos los bienes y servicios producidos en el país y se lo considera el indicador más fiel del estado de la economía.

El rendimiento del segundo trimestre _que reflejó las consecuencias de los altos precios de los combustibles y el aumento de las tasas de interés para personas y negocios, así como el enfriamiento del mercado de la vivienda_ fue inferior al 3% pronosticado por los analistas.

Fue el más bajo desde el 1,8% registrado en el último trimestre de 2005, cuando la economía sufría las consecuencias devastadoras de los huracanes en la costa estadounidense del Golfo de México.

A pesar del enfriamiento de la economía, se produjo un calentamiento de la inflación.

Un indicador de la inflación estrechamente vigilado por la Reserva Federal mostró que los precios de artículos básicos _excluyendo alimentos y combustibles_ aumentaron en un 2,9% en el segundo trimestre, muy por encima de lo que la Fed considera aceptable. Esto se compara con el 2,1% del primer trimestre y es la inflación más alta desde el tercer trimestre de 1994, cuando alcanzó en 3,2%.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?