| 10/20/2009 5:20:00 PM

Decretan estado de excepción en petrolera estatal ecuatoriana

El presidente Rafael Correa decretó el estado de excepción en la estatal Petroecuador con el fin de movilizar recursos económicos y personal de la armada "para detener el progresivo e intensivo proceso de disminución de eficiencia" de la empresa, se informó el martes.

Quito  — El decreto suscrito la víspera por el mandatario fijó el estado de excepción por 60 días y señaló que se aplicará a todos los ámbitos de trabajo de Petroecuador en exploración, producción, industralización, comercialización y transporte de petróleo, principal rubro de exportación del país.

"Esta declaratoria de estado de excepción se funda en que una deficiente administración de ... Petroecuador significaría una pérdida de ingresos para el desarrollo del pueblo ecuatoriano, lo que puede provocar una grave conmoción interna", indicó el decreto presidencial.

El estado de excepción implica la "movilización nacional, económica y militar de la Fuerza Naval" y busca "superar la emergencia provocada por el progresivo e intensivo proceso de disminución de eficiencia" en todas las áreas de la estatal petrolera de Ecuador, país miembro de la Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP).

Desde noviembre del 2007, la armada del Ecuador está al frente de la administración de Petroecuador como parte del proyecto del gobierno de mejorar la eficiencia y transparencia, objetivo que luego dos años, al parecer no se ha cumplido, obligando al presidente a decretar el estado de excepción.

Según los últimos datos del Banco Central, de agosto, Ecuador produce unos 477.000 barriles de petróleo diarios, 280.000 es producción estatal y el resto de compañías privadas.


(AP)

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?