| 9/1/2006 12:00:00 AM

Cuba y Caracas comercian por US1.800

La parte más fuerte de la factura son unos 90.000 barriles diarios de petróleo que Venezuela vende a La Habana en condiciones preferenciales en el marco del acuerdo de Caracas, por el cual la nación sudamericana también suministra crudo a sus vecinos.

La Habana
 
El intercambio comercial creciente entre Cuba y Venezuela, en todos los sectores, cerrará en el 2006 con unos US$1.800 millones operados a través de 49 convenios bilaterales.

"Somos el primer socio comercial de Cuba y a mucha honra", dijo a la AP en entrevista exclusiva Emiro Brito, ministro consejero y encargado de negocios de la embajada de Venezuela en esta capital.

 

Brito está al frente de la sede diplomática tras la salida de Adán Chávez, hermano del presidente Hugo Chávez.

 

"El 2004 el flujo comercial entre los dos países llegó a los US$800 millones el año pasado a los 1.600 y este esperamos que esté alrededor de los 1.800", manifestó el encargado de negocios.

El nuevo proyecto conjunto es echar a andar la paralizada Refinería de Cienfuegos, en Cuba, base estratégica para Petrocaribe, una empresa regional impulsada por Caracas.

Brito no ocultó que el intercambio con Cuba también entraña una fuerte posición hacia Washington por "desafiar el bloqueo estadounidense a la isla"

 

"Lo que busca Chávez es salir de la burbuja asfixiante del imperio norteamericano y contribuir a un mundo multipolar, la libertad de tener relaciones con todos los países", agregó.

 

Según el diplomático, "el venezolano de a pie está satisfecho" con lo obtenido a partir del intercambio pues pasan de 100.000 personas las beneficiadas con los convenios, miles de personas operadas de la vista, con serias afecciones neurológicas o traumatológicas complejas.

 

Agregó que solo en lo que respecta a recursos humanos, para fin de año habrá en la isla entre 8.000 y 10.000 estudiantes venezolanos, especialmente formándose como médicos para apoyar a su regreso a las comunidades pobres.

 

A partir de 2004 la cercanía política y comercial se plasmó en la Alternativa Bolivariana para las Américas (ALBA), un mecanismo de integración regional de cooperación igualitaria que busca oponerse al Acuerdo de Libre Comercio de las Américas impulsado por Washington.

  "El ALBA es una punta de lanza", explicó Brito para quien este pacto les permite por primera vez en su historia a los latinoamericanos "hablar con voz propia... con Estados Unidos o la Unión Europea".  
Al acuerdo inicial alcanzado por Cuba y Venezuela se unió este año Bolivia y en una u otra medida a sus capítulos o principios políticos se sumaron Brasil y Argentina.
 
FUENTE: AP

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?