| 8/27/2010 3:50:00 PM

Cuba amplía comercialización agrícola y actividad de inversores

Cuba flexibilizó los permisos de comercialización para sus agricultores y amplió hasta 99 años el uso de la tierra a inversores extranjeros.

La Habana - La Gaceta Oficial publicó el viernes un decreto del presidente Raúl Castro con las modificaciones a fin de "facilitar el proceso de participación de la inversión extranjera en el turismo internacional".

Agregó que el objetivo es "brindar mayor seguridad y garantía al inversionista extranjero en los negocios inmobiliarios, en función del desarrollo sostenible del país y de la economía nacional". Anteriormente el Código Civil garantizaba a las empresas foráneas o mixtas el uso de superficie por 50 años.

"Ciertamente es un cambio... sin embargo no es una panacea que vaya a modificar la forma en que las compañías evalúan sus oportunidades en Cuba", dijo a la AP el analista John Kavulich, quien dirige una consultora llamada Consejo de Economía y Comercio Estados Unidos-Cuba con sede en Nueva York.

Cuba recibió en 2009 unos 2, 4 millones de turistas y el sector ingresó US$2.200 millones, con lo cual es uno de los motores de la economía isleña.

En la década de los 90 Cuba había dado luz verde a algunos emprendimientos inmobiliarios para extranjeros, pero los mismos finalmente no prosperaron, mientras funcionarios indicaron recientemente que se espera realizar la apertura de canchas de golf con apoyo extranjero.

La Gaceta Oficial también publicó una resolución del Ministerio de Trabajo y Seguridad Social incorporando a su "Listado de Actividades que se aprueban para ejercer por cuenta propia" la categoría de "vendedor de producción agrícola en puntos de venta o kioscos".

La figura regularizará a personas que ofertan las producciones de pequeñas parcelas y que antes se veían impedidos de hacerlo de manera independiente.

Junto a esta normativa se dispuso otra del Ministerio de Finanzas y Precios por la cual estos vendedores deberán pagar impuestos y aportes a la seguridad social.

Las reglamentaciones son las primeras desde el discurso del primero de agosto del presidente, quien aseguró que se realizaría "una actualización del modelo" del país abriendo más espacio para la iniciativa privada, reduciendo la plantilla laboral pública y liberalizando servicios, pero sin renunciar a su economía socialista.

Hay actualmente en Cuba una fuerza laboral de 5 millones de personas, de ellos 143.000 trabajan por su cuenta desde taxistas y plomeros hasta pequeños artesanos pagando al Estado un tributo por su actividad, según la Oficina Nacional de Estadísticas.

"Este tipo de esquema de darle más libertad a la gente tiene en realidad más sentido social que la llamada propiedad social, que termina siendo una carga" para el Estado, comentó a la AP el economista disidente Oscar Espinosa Chepe.

Agregó que las medidas anunciadas el vierne "son parte de la apertura que el gobierno quiere hacer ante la (difícil) situación del país".

 

AP


¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?