| 4/10/2007 12:00:00 AM

Correa dice que Ecuador y Colombia agotaron instancia bilateral

Ecuador sostiene que las fumigaciones producen graves efectos en la salud, mata animales y cultivos en su territorio mientras Colombia defiende la inocuidad de los químicos utilizados y la necesidad de acabar con los sembríos de coca para combatir a los grupos irregulares, a quienes acusa de financiar sus actividades a través del narcotráfico.

Quito.- El presidente Rafael Correa afirmó el martes que no estaba dispuesto a aceptar "ningún otro abuso del gobierno de Colombia" y adujo que las instancias bilaterales para resolver las diferencias en torno a incidentes fronterizos "están agotadas".

"Insisto, yo no estoy dispuesto a aceptar ningún otro abuso de Colombia, o más que de Colombia, del gobierno colombiano", señaló Correa, en una entrevista radial-televisiva, al ser consultado sobre la respuesta de Colombia a una nota de protesta ecuatoriana por la presunta incursión de su militares colombianos en su territorio durante la cual murieron dos personas.

"Vamos a estudiar seriamente la respuesta que hayan dado, y en función de eso tendrán la respuesta correspondiente" , señaló, y agregó que "los instrumentos (de protesta) son limitados".

"Yo creo que las instancias bilaterales están agotadas. Es decir que seguir mandando cartas de protesta a Colombia sirve para absolutamente nada; así que vamos a iniciar una estrategia multilateral llevando el caso de Ecuador y denunciando las agresiones y los abusos del gobierno colombiano", aseguró el mandatario.

Correa realizó las declaraciones el mismo día que se instaló en Quito, la primera reunión de una comisión científico-técnica binacional que analizará los efectos de las fumigaciones aéreas que Colombia ha hecho en su territorio fronterizo con Ecuador para eliminar cultivos de coca.

Correa consideró que esa comisión, establecida con el consentimiento de ambos gobiernos, debería ser "tripartita".

"Debería entrar un organismo internacional ahí, un tercero imparcial", indicó.

Ecuador y Colombia comparten una zona limítrofe de unos 640 kilómetros, cuya mayor parte por el lado colombiano se encuentra bajo el control de grupos armados irregulares, de narcotraficantes y delincuentes, que suelen pasar a suelo ecuatoriano en busca de abastecimiento o descanso.

Las relaciones entre las dos naciones se han visto deterioradas en varias oportunidades por incidentes fronterizos, al punto de que el embajador de Ecuador en Bogotá fue llamado en consultas desde diciembre y no ha regresado a su misión.

 

 

AP

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?