| 5/26/2010 3:30:00 PM

Corporación Grameen Aval Colombia, entrega primeros microcréditos a mujeres cabezas de familia de Usme.

Con base en la metodología Grameen Bank, de construir una cultura de responsabilidad individual, ahorro y uso prudente del crédito para actividades que generen ingresos sostenibles, Grameen Aval Colombia, entregó hoy los primeros 12 créditos en su primera oficina, ubicada en el Barrio Santa Librada de la localidad de Usme al sur de Bogotá.

Para Miryam Torres de 31 años, madre cabeza de familia desde hace 4 años y con dos niños uno de 8 y otro de 4, su venta de helados crecerá indiscutiblemente. “Tengo papelería y venta de helados en mi casa, pero con los 400 mil pesos que hoy me han prestado surtiré la nevera para dar más opciones a mis clientes”.

 

Myriam vende 200 helados semanales, con el préstamo espera crecer las ventas semanales a 300 helados. Su crédito de 400 mil pesos es a un año y debe pagar cuotas semanales de 9.600 pesos.

El papel de las líderes del barrio ha sido fundamental para informar a las mujeres de la comunidad sobre la llegada de Grameen Aval Colombia. En grupos, han estado asistiendo a reuniones en donde no solamente les han explicado cómo funciona el crédito sino que las están capacitando en valores familiares.

 

Tradicionalmente, los créditos otorgados usando el método Grameen han tenido un muy buen desempeño en las diferentes partes del mundo donde se han otorgado, mostrando niveles de morosidad mínimos en comparación con los niveles presentados en el sector financiero tradicional.

En este método, que se basa en la creación de una cultura donde la disciplina y la confianza entre individuos de una misma comunidad tienen un rol importante, las personas pueden llegar a tener acceso a créditos sin garantías y con la mínima documentación necesaria, situación contraria a lo que sucede con la banca tradicional dadas las exigencias de la Superintendencia Financiera de Colombia. El pago de los créditos depende en gran parte de dicha disciplina y confianza.

“Los créditos otorgados pueden utilizarse para desarrollar o ampliar pequeños negocios. En muchas de las regiones más pobres de Colombia y el mundo, la creación de microempresas es la única manera para que las familias salgan de la pobreza y construyan un futuro mejor para sus hijos” afirmó, Syed Mohammad Alamgir, Director del proyecto en Colombia.

 

El énfasis de estos microcréditos es la creación y el fomento de pequeños negocios, iniciativas de los menos favorecidos, y se espera que así los deudores de esta nueva entidad en Colombia puedan construir un mundo mejor para ellos y sus familias, tal como sucede en los países en los que Grameen opera entidades similares.

Entre los requisitos para acceder al crédito, la persona debe tener una iniciativa de proyecto productivo y conformar un grupo de cinco personas que se conozcan entre sí y que tengan la necesidad de un microcrédito para la implementación o mejora de sus negocios.

 

Así mismo, el monto de dinero varía dependiendo del proyecto que la persona presente; posteriormente se analiza cuál es la proyección y se realiza el estudio correspondiente para definir el monto de crédito requerido por cada uno de los beneficiarios de éste. La tasa de interés es muy favorable y se encuentra muy por debajo de las tasas que algunas de estas personas se ven en la necesidad de pagar.

Martha Torres de 31 años, que vive en unión libre y es madre de dos hijos uno de 9 y otro de 2, actualmente no trabaja pero hace dos años tenía una venta de ropa. Recibió 400 mil pesos y va a reactivar su negocio en la casa. “lo voy a promocionar con un cartel en la puerta de la casa que diga se vende ropa”.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?