| 5/15/2006 12:00:00 AM

Continúa incertidumbre en TLC con Estados Unidos

Las inconsistencias encontradas en el documento, que ahora le han servido como excusa a EE.UU. para plantear renegociaciones, apenas se volverán a revisar hasta el miércoles de esta semana.

En un tema de larga duración y con un final insospechado se está convirtiendo la corrección de los textos del capítulo agrícola en el tratado de libre comercio (TLC). Ya los negociadores colombianos han dicho que no cederán ante los cambios que unilateralmente hizo EE.UU. a lo acordado inicialmente.

Las inconsistencias encontradas en el documento, que ahora le han servido como excusa a EE.UU. para plantear renegociaciones, apenas se volverán a revisar hasta el miércoles de esta semana, lo que quiere decir que se mantiene la incertidumbre en torno a los documentos finales del acuerdo.

Según el reporte del ministro de Agricultura y Desarrollo Rural, Andrés Felipe Arias, ya se han concertado algunos temas que devuelven el acuerdo a lo convenido inicialmente, como son el arancel base de algunos productos y los disparadores de las salvaguardias, junto con sus niveles de restitución.

Aunque en la Federación Nacional de Avicultores (Fenavi) hay otro concepto al respecto, el ministro de Agricultura dijo que ya se concertó el mecanismo para la administración de los contingentes de los cuartos traseros de pollo. Además, se confirmó una protección de 18 años para las gallinas viejas que desechan en EE.UU..

Tal vez, lo más importante que falta por dejar nuevamente en claro son los cupos de exportación de azúcar, especialmente en cuanto a los certificados de elegibilidad de exportación. Todos estos temas fueron los que retrasaron anteriormente la negociación y ahora, de nuevo, demoran la firma del acuerdo.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?