| 10/30/2007 12:00:00 AM

Confianza del consumidor en EEUU, la más baja en 2 años

Los resultados también repercutieron sobre los inversionistas y el índice bursátil Dow Jones perdía 62,75 puntos a 13.807,51.

Nueva York_  Un barómetro clave del sentimiento de los consumidores cayó a su menor nivel en dos años, suscitando preocupaciones de que la temporada de fin de año sea floja.

La Conference Board, con sede en Nueva York, dijo el martes que su Indice de Confianza del Consumidor cayó al 95,6% del 99,5% (cifra revisada) en septiembre. Fue el más bajo desde el 85,2% de octubre del 2005 cuando subieron los precios de la gasolina y el petróleo después que los huracanes Katrina y Rita se abatieron sobre la Costa del Golfo. Los analistas habían anticipado el 99,5%.

El informe intensifica las preocupaciones de los minoristas, que se preparan para la temporada de fin de año después de un otoño desalentador. Los resultados también repercutieron sobre los inversionistas y el índice bursátil Dow Jones perdía 62,75 puntos a 13.807,51.

"Un mayor debilitamiento de las condiciones comerciales ha vuelto a afectar la evaluación de los consumidores sobre las condiciones actuales, y podría ser muy bien el preludio de un escaso crecimiento de empleos en los próximos meses", dijo en una declaración Lynn Franco, directora del Centro de Investigación del Consumidor de la Conference Board. "Además, los consumidores se están tornando más pesimistas sobre el futuro a corto plazo y su panorama más bien pesimista sugiere una conclusión de año poco estelar".

El Indice de la Situación Actual, que mide cómo se sienten los compradores sobre la economía, bajó al 118,8 en octubre de 121,2 en el mes anterior. Y el Indice de Expectativas, que mide el sentir de los compradores para los seis meses siguientes, bajó a 80,1 de 85.

 

 

AP

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?