| 7/9/2007 12:00:00 AM

Comienza diplomado en seguridad

Temas como el espionaje y el fraude en las empresas serán tratados durante el desarrollo d ela jornada.

Bogotá_ ¿Está expuesta su empresa al fraude? ¿Sabe si alguien está utilizando información secreta de la empresa para ofrecérsela a la competencia? ¿Cómo actuaría usted como gerente de una organización que es víctima de la competencia desleal? ¿Quiere salvaguardar al personal de confianza de su compañía? ¿Sus activos están debidamente protegidos?...

Las respuestas a esas y otras preguntas claves y el secreto sobre cómo preservar la seguridad de su empresa, las hallará en las XXVII Jornadas Internacionales de Confrontación en Seguridad, un diplomado dirigido a empresarios y directores tanto del sector público como privado, que realizarán ISVI Ltda. y su Instituto de Seguridad Metis, SICUREX, del 12 al 14 de julio, en Bogotá.

Muy pocos presidentes de compañías son conscientes de las amenazas soterradas que pesan sobre los activos y las responsabilidades de una empresa. La mayoría desconoce el enemigo oculto, la capacidad de autodestrucción, aniquilamiento por si mismas o la temática de daños infligidos por el mismo sistema empresarial.

 

Frecuentemente se refieren al terrorismo, al crimen organizado, pero no se detienen a reflexionar en las precauciones que sobre tales fenómenos debe asumir por cuenta de su compromiso.

La responsabilidad directiva no sólo abarca la lectura de balances, las desinversiones, las inversiones o los endeudamientos, sino la percepción de aquellas circunstancias externas, difusas e inaprensibles que afectan el patrimonio de una empresa.

 

Se estima que el número de empresas afectadas por la inseguridad ciudadana, es mucho mayor que el registrado estadísticamente, pues por temor a dañar la imagen de una compañía se abstienen de denunciar el hecho, o porque se sienten sorprendidos ante la falta de elementales precauciones. Podría asegurarse que en el sector empresarial reina una pasmosa ingenuidad respecto de la prevención, en la forma de proteger y preservar la existencia de un patrimonio.

¿De qué trata el diplomado?
En un novedoso curso de tres días, un grupo de expertos enseñarán métodos de precaución y preservación. El por qué las empresas son más afectadas desde su interior que desde el exterior, y revelarán los resultados de investigaciones sobre audaces ataques silenciosos a las instituciones.

"La seguridad en Colombia no ha avanzado en los niveles que debería hacerlo luego de tantos años de violencia. Deberíamos estar exportando conocimiento en seguridad", señala Luis Enrique La Rotta , director general de Sicurex, quien advierte así mismo que "en un mundo condicionado por las tecnologías, las comunicaciones y el exceso de información las empresas son cada día más vulnerables y exigen nuevas formas de protección".

Es por ello que las XXVII Jornadas Internacionales de Confrontación en Seguridad buscan brindarles a los empresarios y directivos de compañías las herramientas necesarias para competir contra la audacia e ingenio de los delincuentes, "que en la mayoría de los casos están dentro de la misma organización, esperando la oportunidad para cometer fraude, robar información o hacer espionaje", como advierte el coronel La Rotta.

"El fraude es un delito silencioso que puede llevar a la quiebra y muchos empresarios ignoran que son víctimas de él".

Luego de tres días de curso intensivo, los organizadores esperan entregar a los participantes un conocimiento valioso para que puedan poner en marcha un plan estratégico de protección de sus empresas y enfrentar así los retos que supone competir en los mercados internacionales. "Al final del evento, suministraremos a cada empresario su perfil como experto en seguridad, donde se ponen en evidencia sus fortalezas y debilidades".

Mayor información al 3459557- 2224554, Bogotá.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?