| 8/28/2008 12:00:00 AM

Colombia recortaría tasas en el 2009, pese a inflación

BOGOTA- Tras haber acumulado un alza de 400 puntos base en su tasa de interés en poco más de dos años, el Banco Central de Colombia daría un viraje y relajaría su política monetaria en el 2009 para aliviar la desaceleración de la economía.

Sin embargo, la nueva postura del organismo estaría condicionada al rumbo de la inflación y de la meta de precios que establecerá para ese año, después de fracasar en alcanzar el objetivo en el 2007 y el evidente incumplimiento en el 2008.

Al respecto, el gerente general del Banco Central, José Darío Uribe, previó el martes que pronto desaparecerán los factores temporales que han acelerado los precios en los últimos años, lo que se traducirá en un retroceso "importante" de la inflación el próximo año.

La subida de las tasas del ente emisor desde abril del 2006 estuvo acompañada de otras medidas como el control al ingreso de capitales y el aumento de los encajes bancarios para contraer la liquidez y controlar la inflación y, de paso, frenar la apreciación del peso, que acumula una ganancia del 10,7 por ciento en los últimos 12 meses.

Al mismo tiempo, la economía colombiana pasó de una expansión del 9,1 por ciento en el primer trimestre del año pasado a un 4,1 por ciento en igual lapso del 2008.

Ante ello, los analistas relajaron sus pronósticos de expansión del Producto Interno Bruto (PIB) a alrededor de un 4,5 por ciento, frente al 7,5 por ciento en el 2007, su mejor desempeño en las últimas tres décadas.

"La economía se ha desacelerado más de lo esperado y eso va a permitir que la inflación vaya cediendo," dijo Camilo Pérez, jefe de investigaciones económicas del Banco de Bogotá, quien está convencido de que los recortes de tasas comenzarán hacia marzo próximo y acumularán 100 puntos básicos en todo el 2009.

INCUMPLIRAN META

Para Alberto Bernal, jefe de investigaciones de mercados emergentes de Bulltick Capital Markets, el escenario de una desaceleración de la economía inferior a su capacidad de expansión y un cambio a la baja en los precios de las materias primas, abre la puerta para que el banco emisor reduzca sus tasas de una manera más agresiva.

"No descartamos la posibilidad de que el Banco Central recorte las tasas de interés 200 puntos base si los precios de los alimentos y de la energía se estabilizan en niveles más bajos," precisó Bernal en un informe.

No obstante, a pesar de que los analistas coinciden en que se registrará una mejora en la inflación que permitirá los recortes de tasas, la mayoría opina que es muy probable que el Banco Central incumpla por tercer año consecutivo su meta de inflación del 2009, aunque aún no ha sido establecida.

"Ellos se van a quedar con una meta de inflación como la actual (de entre 3,5 y 4,5 por ciento), no creo que mayor," consideró Daniel Niño, gerente de investigaciones económicas del Bancolombia, quien pronosticó que el Indice de Precios al Consumidor terminará el 2009 en alrededor de un 5,6 por ciento.

Debido a esas expectativas, algunos expertos opinan que la autoridad monetaria podría hacer caso omiso a los llamados de los gremios y del Gobierno de bajar las tasas para intentar anclar las expectativas de inflación y que converjan hacia su meta de largo plazo de entre 2 y 4 por ciento.

"El Banco Central debería hacer caso omiso del sonido de la sirena para reducir el tipo" de interés, escribió en una nota Boris Segura, analista de Morgan Stanley.

"Las expectativas de inflación siguen siendo elevadas, y el Banco Central debería evitar el riesgo de que las grandes expectativas puedan plantear un mayor crecimiento de los salarios," concluyó.

 

(Reuters)

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?