| 9/27/2010 8:35:00 AM

Colombia pidió a Holanda huellas dactilares de la miembro holandesa de FARC

Colombia ha pedido a Holanda las huellas dactilares y de la dentadura de la miembro holandesa de las FARC Tanja Nijmeijer, que puede estar entre los guerrilleros muertos en el ataque en que murió el líder militar de la guerrilla, "Mono Jojoy", indicaron hoy fuentes del Ministerio de Exteriores holandés.

La Haya.- Los datos de la holandesa fueron solicitados el pasado viernes, si bien hasta hoy el Ministerio de Exteriores no confirmó la noticia.

Las autoridades holandesas siguen pensando que Nijmeijer no se encuentra entre los miembros de las FARC que fallecieron en el ataque aéreo del pasado miércoles 22 contra un campamento, en el que murieron el jefe militar de ese grupo, Víctor Julio Suárez Rojas, alias "Mono Jojoy", y otros veinte rebeldes.

Según medios de comunicación holandeses, solamente queda por identificar el cuerpo de uno de los guerrilleros caídos en el ataque.

Nijmeijer, de 32 años, lucha en las filas de las FARC desde hace cinco años y su nombre saltó a la prensa cuando en 2007, tras un bombardeo de uno de los campos de los guerrilleros, se encontró uno de sus diarios, en el que la holandesa expresaba algunas críticas sobre la jerarquía de ese grupo.

El ministro colombiano de Defensa, Rodrigo Rivera, aseguró desde Bogotá el pasado viernes que entre los cuerpos recuperados había el de una mujer, pero que éste no se correspondía al de la holandesa, conocida por el alias "Eillen".

La muerte del "Mono Jojoy" es considerada el golpe más fuerte contra este grupo armado ilegal en sus más de 45 años de existencia, incluso superior a la de Luis Edgar Devia, alias "Raúl Reyes", segundo al mando de esa guerrilla, ocurrida tras un bombardeo colombiano a un campamento en Ecuador el 1 de marzo de 2008.

 

EFE

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?