| 1/15/2009 12:00:00 AM

Chilena Falabella recorta plan de inversiones del 2009

SANTIAGO - El grupo minorista chileno Falabella recortará en dos tercios sus inversiones previstas originalmente para este año a 305 millones de dólares, frente a una fuerte desaceleración de la demanda y siguiendo medidas similares adoptadas por sus competidores.

Falabella, con operaciones en Argentina, Colombia, Chile y Perú, había planeado inversiones por 845 millones de dólares para este año, pero en marzo del 2008 esa cifra la elevó a 914 millones de dólares.

En una presentación ante inversionistas en Cancún y publicada luego en su página de internet, la firma precisó que del total de sus inversiones para este año, unos 257 millones de dólares estarán destinados a sus tiendas y 48 millones de dólares para centros comerciales.

Falabella tiene fuerte presencia en el negocio de las tiendas por departamentos, de mejoramiento del hogar, supermercados, entre otros. También participa en el negocio de las tarjetas de crédito.

La empresa informó además a los inversionistas que para el período 2009-2012 espera invertir unos 2.023 millones de dólares en la apertura de nuevas tiendas y construcción de centros comerciales en los países en los que opera.

Otras empresas del rubro en Chile han tomado medidas similares, como el grupo Cencosud, que redujo su plan de inversiones en 300 millones de dólares.

Pese al desfavorable escenario en el corto plazo, Falabella espera para el 2012 tener unas 22 nuevas tiendas por departamentos de la marca Falabella, unos 55 nuevos centros de mejoramiento del hogar Sodimac y 49 nuevos supermercados Tottus.

Con esas aperturas, su superficie de ventas crecerá a 2,37 millones de metros cuadrados desde 1,48 millones metros cuadrados.

Falabella cerró el 2008 con 71 tiendas Falabella, 100 Sodimac, y 40 Tottus. 

(Reuters)

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?